LITTLE CHILDREN film; los posibles niveles de virtud/vicio

 
¿No es el gusto por la pornografía una especie de desorden mental de un gusto natural por el sexo? ¿No es el gusto por el trabajo perfeccionista un desorden mental de una buena preferencia por las cosas bien hechas? ¿No es la infidelidad en algunas ocasiones, una circunstancia producida por el amor sincero, la atracción física y las circunstancias sociales entre dos personas, que por una u otra razón, tienen un hueco en su vida? …[…]  
 

Sé que he sido algo reiterativo con eso de la –realidad gradual-. Eso de la -forma- no absoluta de la existencia de los valores, ni de cualquier otro fenómeno social. Por ejemplo, en cuanto a la ética y la moral. Es decir, el bien y el mal. Y me ha parecido magistral la manera en que el director Todd Field, y el escritor de la novela de Tom Perrota, nos lo muestran en la película LITTLE CHILDREN.

 

 

 

Advertencia: Sean advertidos que, a pesar de no hacer el relato de la película, leer la presente entrada podría hacerles inferir algunas cosas y enterarse más de lo que quisieran saber antes de verla.