Corrimiento alarmante hacia el rojo esotérico

Cuando el último bastión del pensamiento racional entre tus amigos, el científico de la naturaleza por ser ingeniero agrónomo, se confiesa seducido por algo llamado “el experimento de la intencionalidad“, y dice ser franco admirador de una imitadora de Deepak Chopra, Lynne Mc Taggart … algo muy importante debe estar pasando en este Mundo. Como dice Michael Shermer ….“hay que tener la mente abierta, lo suficiente para no cerrarse a descubrir cosas nuevas, pero no tanto como para que se te caiga el cerebro de tan abierto que esta…”

Con -Corrimiento alarmante al rojo esotérico, quiero decir que encuentro mi entorno cada vez más invadido por el pensamiento mágico, que científico (o racional). O tal vez, simplemente, deba rendirme y dejarme seducir por la “bonita” idea de que es probable de que la mente tenga un especial poder sobre la materia; de que existe una forma de energía, aun indescifrada por la ciencia, pero propia en células neuronas que tejen pensamiento en el corazón como en el cerebro y en otros órganos también; y que tienen de hecho una especie de inteligencia propia (como los midi clorions de los Jedi en Star Wars).

Esta teoría reviviría  ideas como la telequinesis y telepatía. Habría mucha dicha humana si se descubrieran los mecanismos que liberaran estos potenciales del ser humano.  La panacea global, y sin duda, la llave de la fortuna para quien lo obtuviera. ¿Qué podría yo tener en contra de algo así?

No hubiera disfrutado tanto –Los Humanoides– si con mis 13 años, no me hubiera dejado seducir por esas ideas. Ver al atormentado Dr. Forrester, huir de los autómatas y resistirse a las esotéricas ideas de su colega, el joven Ironsmith, y del loco Sr. White, quienes finalmente, solo querían mostrarle que dejando de lado la excesiva racionalidad, la mente de cualquier humano era capaz de cualquier hazaña con solo pensarla. Fue y será siempre, mi novela favorita de Ciencia Ficción. Conjuga ciencia, ficción, acción y un profundo y ancestral anhelo humano por descubrir el máximo potencial de la mente humana. Me encanta.

Lynn Mc Taggart y sus ideas, me parece que son paralelas, análogas, derivadas, o por lo menos, similares a otras como “La ley de atracción” del “Secreto“, Ramtha y “What the Bleep..” y por supuesto también, del gurú en todas estas ideas Deepak Chopra. El común denominador entre todas estas, son los muchos intentos de apoyo mediante referencias científicas con la intención de validar sus ideas, que finalmente resultan ser una especie de truco publicitario para algún negocio. Si la interpretación y entendimiento de los principios científicos no son exactos, como se ha demostrado con Deepak, tenemos lo conocido como Pseudo-Ciencia, Woo-Woo Científicos e ingeniosos pero vulgares, charlatanes.

Los argumentos de la pseudociencia resultan siempre competentes en el sentido de que se presentan muchos hechos científicos, cifras, listas de los estudios y resultados, pero “desconectados” por no vincular estos en forma coherente y continúa, que refuercen el argumento central. ¿No sería esta una línea de investigación tan meritoria de inversión como el Colisionador de hadrónes? ¿No habría muchos grupos científicos en busca de esta Piedra Filosofal, o Santo Grial? ¿Por qué por más innovadoras que pretenden ser estas ideas, no hacen más que caer en las mismas suposiciones mitológicas de siempre? ¿No es esta energía una versión 2.0 del alma religiosa y del mismo Dios (del que hablé en un post anterior)?

Pero… ¿Será posible que esta vez se trate de una hipótesis cierta?… porque ahora que venía platicando sobre esto con Isa, me comentó que justo acababa de ver en la juguetería un innovador juego que podría comprobarlo. Tuve que ir a verlo, pues la discusión estuvo a punto de llevar el matrimonio a su colapso definitivo. 

¿Cómo va a ser posible que se comercialice un juguete que prueba la posibilidad de la telequinesis?

Efectivamente, en el mercado se puede encontrar un juguete llamado MindFlex con el cual puedes hacer levitar un pelotita. Increíble, sorprendente, maravilloso e ingeniosísimo juguete que por menos de dos mil pesos puede ser tuyo, para crear y recrear en casa la experiencia de mover un objeto con el poder de la mente. Salvo a detalles técnicos, puede ser la prueba a las propuestas de Mc Taggart y compañía, como el hecho de que la pelotita en realidad no levita, sino que flota impulsada por un pequeño ventilador; que el dispositivo requiere de 2 pares de baterías;  que tu mente solo funciona con la pelotita; y lo más importante; cualquier pensamiento al que se  enfoque la concentración obtendrá la levitación. Es decir, no es necesario pensar en mover la pelotita para lograrlo, pues cualquier otro objeto de concentración lo logrará por igual. A esto es lo que en magia, o prestidigitación, es conocido como “truco o ilusionismo” y que ha fascinado, divertido y maravillado a todas las generaciones desde el principio de los tiempos.

Me resulta una excelente ocasión para ejemplificar este asunto, ya que verán… en realidad no es exactamente mentira. Efectivamente es una especie de poder mental. Ciertamente, es actividad en nuestros cerebros que mediante la tecnología EEG (Electroencefalografía) se pueden detectar y medir. La compañía -NEUROSKY brain-computer interface technologies- ha desarrollado principalmente con objetivos médicos, pero que ha expandido a diversos campos, incluyendo el del entretenimiento (juegos). Y en su página Web hacen una pertinente aclaración; Ondas, no Pensamientos. Transcribo:

Brainwaves, Not Thoughts

Our stainless alloy sensor monitors neural signals, inputting them into our ThinkGear ASIC chip, which processes the signal. A monumental hurdle lies in distinguishing brain signal from the noise that comes from ambient environment, muscle movement, chewing, etc. Such noise interferences are digitally filtered out and eliminated. Raw brain signals are amplified and processed by algorithms—delivering concise input to the device with which the user is interfacing. Algorithms come from both NeuroSky as well as research institutions and universities, and are grounded in decades of clinical research. They currently include “attention”, “meditation,” and physical eyeblinks. Many new algorithms are in development with partners. NeuroSky technology accurately measures mental state brainwaves today, but is busy in labs throughout the world advancing development in new areas of emotional EEG, EMG (muscle movement), EOG (optical movement) and ECG (cardiac behavior).

(De hecho, puede ser un excelente instrumento para medir la concentración durante el trabajo, según la frecuencia y permanencia en la que se levante la pelotita mientras se está trabajando.)

OK, con esto se aclara el truco casi por completo. Faltaría saber qué tipo de onda y qué tipo de energía le produce. A lo que, por lo que electroencefalografía significa, podemos saber que se trata de energía eléctrica.

(EEG) is the recording of electrical activity along the scalp produced by the firing of neurons within the brain.[2] In clinical contexts, EEG refers to the recording of the brain’s spontaneous electrical activity over a short period of time, usually 20–40 minutes, as recorded from multiple electrodes placed on the scalp

Lo que sí resulta vil y engañoso, es el intento de tomar esto como prueba de un poder mental especial sobre la materia, a manera de telequinesis o telepatía. O como la prueba de un tipo de fuerza o energía desconocida aún. Sin embargo, hay que notar la parte que me parecería más relevante. Y es que, a pesar de lo decepcionante que puede ser el desenmascaramiento de un bello truco de magia, especialmente relacionado con la telequinesis y la telepatía, todo esto apunta a que continuando el desarrollo tecnológico, es posible que algún día se pudiera llegar a ellas. Porque por supuesto que estas ondas cerebrales están relacionadas con nuestro cerebro, y a su vez,  nuestro cerebro está vinculado a nuestra mente y pensamientos… Lo fascinante es como el Hombre ha sabido llegar hasta aquí -con ciencia y tecnología-,  y que existen las posibilidades reales, no muy lejanas, de llegar, o por lo menos simular, la telequinesis y la telepatía.

Esto me resulta mucho más estimulante y maravilloso que tragarme las ideas “bonitas” de Mc Taggart y Chopra. Finalmente, existen grandes misterios, y en el cerebro están muchos de ellos. Tal vez en nuestra química cuántica neuronal se encuentre escondida una energía desconocida y alternativa a las 4 fuerzas, o formas de interacción fundamental en el Universo que se conocen hasta hoy:

INTERACCIÓN NUCLEAR FUERTE, INTERACCIÓN NUCLEAR DÉBIL, INTERACCIÓN ELECTROMAGNÉTICA E INTERACCIÓN GRAVITATORIA.

Ojalá que nuestras mentes pudieran afectar la realidad como dice Mc Taggart y Chopra. Ojalá se descubran estos misterios y mecanismos que permitan la telequinesis y la telepatía, ojalá por lo menos, que mis amigos les pudieran utilizar ya… mientras tanto, tengo algunas dudas sobre la veracidad en lo que dicen en sus libros y páginas web. Esto no quiere decir que diga que no son ciertas, o que algún día se puedan verificarse, solo digo que tengo dudas al respecto y que habremos de despejar.

 

Colofón; Al experimento (a según científico) del hombre encapsulado y aislado de cualquier percepción a través de cualquiera de sus 5 sentidos, y que registró actividad cerebral y/o cardiaca al paso de un  feroz Tigre y otro elemento, entre muchos…  pudo suceder que en azarosa coincidencia, al no estar muerto, sus pensamientos le llevaron hacia un recuerdo o pensamiento que generó los impulsos que se registraron. ¿Será esto posible? ¿O mi escepticismo me ha llevado ya a un extremo? No vio al tigre, no escuchó su rugido, no percibió su olor ni tocó su pelaje… pero a otro nivel de conciencia, las células/neuronas telepáticamente percibieron al tigre. Ok, ajá.

Anuncios

2 comments

  1. sergeeo · noviembre 8, 2010

    Pues estas mal.
    !!”Es magia”!!!
    y esto lo sustento yo jajajajjajajajajjajaaj

    • M G · noviembre 8, 2010

      Supongo que nunca está de más un ligero pasón, un toque, o una linda borrachera, para agudizar los sentidos y alcanzar el máximo asombro ante nuestra realidad, y toda esa magia que habita fuera y dentro de nuestro ser. Toda esa incertidumbre inescrutable e inaccesible aún a nuestros sentidos. Sin duda que con una ayudadita, este viaje se convierte en una experiencia realmente sorprendente. Este viaje que hacemos a bordo de nuestra nave espacial llamada T.I.E.R.R.A. y que compartimos con ALIENS verdaderamente extraños como tú, o como yo… Como los Artrópodos y los Moluscos. Con los eucaliptos y los ficus, y con las peligrosas bacterias y los letales virus.

      Por supuesto que siento y me asombra la magia que hay en mí, y en todo lo demás… No hay diferencia entre tu asombro y el mío, nos maravillamos y lo disfrutamos por igual. Quizás la diferencia, es poco importante y radica solo en la forma de buscarse. Finalmente vamos hacia el mismo lugar.

      …así así como sentir midi-clorians recorriendo mis venas, y extasiarme con la luz de avatar, pues no lo siento, y no dudo que sea toda una experiencia inigualable. Me conformo con el pasmoso asombro que me causa la realidad, empezando por la tangible, y proyectada hacia las muchas posibilidades probables… pero cualquier día te acepto un churris (jeje)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s