El Blanco o Negro, y la Gama intermedia

20110929-204334.jpg

Tanto de la humana como en cualquiera, quitar la vida y la oportunidad de vida son cosas que no podemos considerar como buenas. A lo mucho, bajo algunos -especiales- criterios podrían llegar a considerarse como -convenientes-.

De esto y de más es que Sam Harris nos habla en The Moral Landscape. Centrando su objetivo en señalar que para la ética y la moral no es necesaria la religion, y que del conocimiento científico se puede obtener un sistema de valores más que suficiente para la armóniosa y apacible convivencia humana.

Entre bueno y conveniente hay un salto cualitativo enorme que está polarizado por dos visiones del mundo muy distintos; los que miran en Blanco o Negro, y los que miran en gama de grises. (Ver previo Post al respecto)

Sin denotar si una está en lo correcto y la otra en lo incorrecto, este es el punto que a mi juicio, hace la gran diferencia entre conservadores y progresistas.

Ahora, la discusión en torno a la despenalización del aborto se suma a las diferencias existentes en otras discusiones como la legalización de las drogas, los matrimonios gay, la adopción y la eutanasia.

Creo que una diferencia sustancial entre unos y otros es que mientras unos toman el asunto de manera radical entre dos extremos, los otros se mueven en la gradación intermedia.

Hay que decir que esto se corresponde a que unos tienen la visión basada en máximas, donde si algo no es bueno, automáticamente es malo, sin mediar gradación. Esto se da cuando los fundamentos provienen de un dogma. Casi por definición, lo dogmático es excluyente de todo lo que no comulga con él.

Así pues, ante el aborto se califican de inmorales, anti-vida, criminales y asesinos a los pro despenalización, cuando estos nunca han estado contra la vida. Para los dogmáticos la vida es solo vida y eso es color blanco, por lo que cualquier otra cosa es color negro, y se coloca por igual que toda perversidad maléfica.

Escuché a un dogmático comentarista de radio dudar cuando el caso del aborto era por circunstancias especiales, como cuando hubo violación, o cuando en el embarazo se detecta una severa malformación. Este es un buen principio para explicar el punto de vista alterno;

¿Qué es vida? ¿Que casos si y que casos no? ¿Qué vamos a hacer mientras que a pesar del dogma y sus normas, la realidad es la existencia del consumo de drogas y práctica de abortos?

Aquí empieza a aparecer una gama de grises entre el blanco y el negro. Bien pues; la gama es casi infinita; Habremos de encontrar qué tonalidades de esa gama alcanzan el negro criminal, y liberar (despenalizar) todo aquello que no lo sea.

Si lográramos despojarnos del dogma, aunque sea por un instante, veríamos que persona, humano, sujeto de derecho y cigoto tienen diferencias sustanciales. Luego podríamos ver que la vida merece ser vivida en felicidad, o mejor, no ser vivida.

Sin dogma se puede pensar que hay tolerancias aceptables en aras de mayores beneficios.

Sin dogma podría verse que la realidad supera al dogma y requiere medidas más abiertas.

Sin dogma podría verse que el planeta no soportará más pensamiento dogmático.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s