Preceptos personales

Indagaré sobre el fondo que busca dar congruencia a mi pensamiento: En síntesis, todo ha de derivar de una especie de cosmogonía, o forma de concebir la existencia que tenemos cada quien. Misma cosa que nos es inferida, o contagiada por el grupo en el que estamos. Se dice bien que no le escogemos, sino que nos toca por donde y cuando nacemos…

Por esto es que se puede decir que hay una “predeterminación”. Para los nacidos en México en el último tercio del siglo XX se viene uno a integrar a un grupo eminentemente;

Religioso; cristiano- católico; Clasista, Capitalista si los padres eran ricos; Socialistas, rebeldes y rijosos si eran de clase media; Vulnerables, acarreados y llenos de resentimientos, si eran pobres

Pero a pesar de este determinismo, creo que muchos de nosotros aun tenemos la posibilidad de un libre albedrío capaz de pensar fuera de lo determinado, y también aunque en menor factibilidad, modificar su realidad en función a esto (determinismo vs libre albedrío).

Cabe entonces intentar aclararme cual es la esencia del pensamiento que podría dar coherencia o no, entre los variados temas. Estos preceptos serian los siguientes:

  • Me baso en la comprensión del humano como un ente “complejo”, y más aun en sociedad (donde parece incoherente). Así lo es incluso en las sociedades más civilizadas y desarrolladas técnica e intelectualmente, donde adopta conductas contra-puestas y auto-destructivas (ej. drogas). Las razones aun son del todo inciertas y quizá así lo serán siempre. Esto implica que la mayoría de los problemas que tenemos son consecuencia de causas mucho más profundas en nuestra civilización.
  • Comprender la persistencia de estas conductas no significa que debamos aceptarlas irremediablemente, sino que merecerán mayores estrategias a la simple prohibición y castigo.
  • Me baso en saber que esta complejidad implica también, comprender que hay una gran imperfección y contradicción en nuestros desempeños individuales y sociales. No como justificación, sino como precaución. Esta es una de las razones para no creer en la pena de muerte, pues el margen de error, aunque fuese mínimo, resultaría en un retroceso humanitario, por no decir que su uso indiscriminado y tendencioso es más que desastroso.
  • Me baso, como todo hombre y mujer de buena voluntad, en la vida como valor fundamental. Sin embargo, difiere con el pensamiento de otros hombres y mujeres de buena voluntad en algunos aspectos. Difiere a la -vida humana- cuando se le coloca en un altar y se le considera sin la escala de grises que hay entre vida y no vida. Al colocarse en un altar se pone como una cosa que es objeto absoluto en sí; Es o no es, sin mediar nada. Entre Blanco o negro y la gama intermedia hay diferencias sustanciales. La vida humana como fundamento, pero sin sacralizarla, se entiende más como una -existencia consciente- que presenta una gama de grises entre la vida y la no vida. Esta gama se refiere a una diversidad de condiciones muy grande, que básicamente son vida en condiciones muy distintas desde buenas y regulares hasta miserables, enfermizas y dolientes.
  • Me baso en lo que entiendo como persona. Aquí es posible que haya coincidencias con el Derecho, pues son las definidas como personas las sujetas a Derecho. Así pues, pienso que el ser persona es entre estas formas de vida humana lo más importante para cuando hay que someterlo a una valoración ética, moral y jurídica. Para mi, persona es aquel ser humano capaz de adquirir responsabilidades, obligaciones y derechos, como ante la Ley y el Derecho, pero también aquellas a las que se les suma la capacidad de tener sentimientos de cualquier índole, especialmente las psíquico emocionales. Para esto se requiere que tenga las cualidades físicas y mentales suficientes. La gama es muy extensa e incluyente, dejando fuera prácticamente a los muy pocos seres humanos que carecen de un sistema nervioso en funcionamiento. Es decir, para mi, persona son casi todos, menos los que no pueden “sentir” o tener sentimientos. Cosa que es, además de todo, difícil de diagnosticar, y a veces, imposible.
  • Me baso en un entender a los individuos y las sociedades como entes que aprenden. Y luego, que aprenden más y mejor con estrategias basadas en la experiencia que basadas en la imposición de una prohibición, incluyendo a las culturas sin mucho desarrollo. A diferencia de lo que muchos creen, se sabe que más se educa aquel que tiene la libertad de escoger, que aquel al que se le prohíben las cosas. Se sabe que confiar en la inteligencia de nuestros hijos, y gente, podría ser más efectivo que criminalizar conductas. Esto significa que para que el hombre elija el bien, tiene que tener la opción, no la coerción. Para que el hombre sea obligado debe saber de lo que es responsable, y el por qué. Finalmente, debería optar por lo bueno, pero no por imposición. Eso es peor.
  • Me baso en…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s