Mujeres que acusáis al hombre con razón; vengan por mi.

Mi nombre salió en las denuncias del MeToo y he decidido usar el mismo canal para responder: anónimamente. Por ende tampoco diré quien creo que me acusa.

En realidad podrían ser muchas, pues lo he hecho muchas veces. Pero tampoco he sido el más agresivo. Es decir, mi conducta cae dentro de las más pasivas e inocuas desde una perspectiva legal. Jamás he violado, tocado, forzado o violentado a nadie, nunca. Mi acoso ha sido la típica ‘galantería’, hoy en día tipificada como un crimen machista, y yo estoy de acuerdo. Incluso aquí, he sido de los moderados. Caramba, en esto no he podido sobresalir.

Pero reconozco que antes lo hacía sin saber, así, normalizado como se sabe. Ahora lo hago consciente de la situación, a pesar de saber que muchas y muchos lo consideran malo. Y sobre todo, a pesar de creer en la igualdad de género, absolutamente. Read More