Moriremos, y tenemos suerte

Richard Dawkins cumple años y me encuentro este video entre sus publicaciones. Buena manera de festejar, haciendo una especie de rito de agradecimiento y oda al universo, pero sobretodo a la suerte de nacer y morir en este, nuestro maravilloso mundo.

Transcripción:  Read More

La Vida y el Mundial

lavidamundial

¿Por qué el futbol? Teniendo un par de buenos amigos que odian el futbol, me he visto enredado en discusiones y reflexiones al respecto. No tengo intención de convertirlos hacia mi afición pero sí quisiera entender mi propia afición. Haberlo jugado sirvió de incubadora de lo que podría seguramente haber sido un contagio; Un contagio infeccioso que además ha venido siendo crónico.

Read More

10/10 El conocimiento científico entre otros y el sentido de la vida

FILOSOFÍAS Y DOCTRINAS X

(Esta es la décima entrada de una serie de 10, tal vez deberías empezar por la primera, 10 entradas abajo… o como quieras)

Pensando en el conocimiento, me cuesta trabajo entenderlo como un mero “saber” sin que pueda quedar emparentado de alguna forma con el conocimiento científico o filosófico. Puedo en cambio, conceder perfectamente, que los conocimientos puedan ser adquiridos de diversas formas. Esta familiaridad, debe ser dada entonces, por la razón.

Read More

8/10 La desolación ateísta y la moral

FILOSOFÍAS Y DOCTRINAS VIII

Podría pensarse que ante la aparente desolación ateísta, no hay esperanza por nada, y el vacío existencial podría dejar sin sentido la moral misma, por lo que no tendría la menor importancia proceder bien o mal. Es curioso cómo, esta sensación de desolación y desesperanza suele revertirse…

Read More

7/10 La moral y el ateísmo

FILOSOFÍAS Y DOCTRINAS VII

  

Aunque pareciera que todo aquel con filosofía ateísta es científico, es más exacto que se trate de una persona de pensamiento crítico, sea científico o no. Sin embargo, se ve representada frecuentemente como si fuera una persona de filosofía científica  por lo que no tendría un sustento para la moralidad. La ciencia es amoral. Parece entonces que el ateo no tiene fuente alguna para determinar su moralidad, además de la naturaleza…

Read More

6/10 Aceptar el límite inferior

FILOSOFÍAS Y DOCTRINAS VI

Algo reúne a los científicos y a los religiosos; ambos desean que exista algo más que lo que hasta hoy tienen frente a sus narices. La Religión cree en un más allá, y la Ciencia que hay mucho mas por descubrir y conocer. Dejando aparte al religioso con su cuadro resuelto, supongamos que dentro del rango de posibilidades emanadas de la ciencia, tuviésemos un límite máximo y un mínimo.

Read More

5/10 El Teísmo y Flatland

FILOSOFÍAS Y DOCTRINAS V 
.

El teísmo, en su persecución del ajuste metafórico con las teorías científicas, ha recurrido también al planteamiento de Flatland. Donde, como lo dice la Ciencia, estamos confinados en nuestro Cosmos dimensional del espacio-tiempo, tal como los ciudadanos Polígonos que viven en Flatland están confinados a su bi-dimensión, sin siquiera poder imaginar cómo sería un Cosmos de más de dos dimensiones como el nuestro…

Read More

4/10 Ser religioso o teísta

FILOSOFÍAS Y DOCTRINAS IV

Ser teísta es la simple creencia en uno o varios seres supremos, creadores de todo y existentes en un plano inaccesible físicamente (u otra dimensión), en cuyas razones y motivos descansa el destino, cometido y sentido de nuestras propias vidas.

Ser religioso es incorporar, además de lo anterior, una afiliación a una iglesia, observando reglas y estilos de vida.  Al teísta nadie más que dios, o los dioses, le exigen tal afiliación, mientras que al religioso se le exige a través de seres humanos, ministros de la iglesia en cuestión.

A la luz de la construcción de un firme basamento llamado Ciencia, y que provocara que muchos de los supuestos religiosos perdieran su significado literal, se abrieron dos caminos:

Read More

3/10 El tamaño de la Incertidumbre para cada pensamiento

 FILOSOFÍAS Y DOCTRINAS III  

fig. el cuadro religioso y el cuadro de la Ciencia 

En el pensamiento teísta se tiene resuelto el panorama completo, y se posee un cuadro pintado prácticamente en su totalidad. O al menos, se tiene claro el principio y el fin de todo el cuadro. Es decir, se tiene el génesis y la redención final. Se tiene el Cómo es que estamos aquí,  el Por qué estamos aquí, y el Para qué estamos aquí, sin más necesidad que creer. Lo intermedio puede permanecer difuminado en el misterio, mientras el cometido y el sentido de la vida estén claros. Muchas cosas pueden quedar en el misterio debido a la limitación humana para poder comprender el proceder de un ser supremo (argumento de humildad). Estrictamente, no importa; Mientras la verdad última sea observada, el cuadro mantiene su coherencia. Aquí tenemos la inevitable incertidumbre disminuida lo más posible y delimitada por su periferia de gloriosa certidumbre. Y sobre todo, garantizando el cálido resguardo del amor divino cobijándolo todo en un dulce romance y consuelo.

Read More

2/10 La ciencia como filosofía de vida

FILOSOFÍAS Y DOCTRINAS II
,
Que la ciencia tenga su propia filosofía, no quiere decir que la ciencia se revele a sí misma como una filosofía de vida. Como dije en La escalera de Jacob la ciencia es meramente instrumental. Es diferente cuando para tener esta inclinación por la ciencia, se tienen algunas características de pensamiento y carácter, como por ejemplo, tener pensamiento crítico, preferencia por lo racional, ser un tanto escéptico, explorador y muy curioso. El gusto, creado o/y innato, por la lógica y razonamiento para entender el entorno. Propiamente, deberíamos hablar de un pensamiento crítica y racional. Sin embargo, cuando se reúnen estas características en una persona, se suele decir, no muy apropiadamente, que se tiene un pensamiento científico.

La ciencia es el medio para alcanzar el conocimiento, y no es el conocimiento en sí.

Read More

1/10 Cada Cosa en su Sitio

FILOSOFÍAS Y DOCTRINAS I (serie)

Por mucho tiempo se ha estado confrontando el dogma religioso contra la Ciencia. A reserva de las pertinentes referencias y honores desde los griegos  hasta los modernos, desde Aristóteles hasta Karl Popper y Feyerabend; Primero como filosofía natural y luego como Ciencia, y también a los teólogos correspondientes, a continuación me permito hacer un decálogo de reflexiones propias al respecto, en una serie de diez entradas.

Read More

La Escalera de Jacob

Así como ANTHROPIK  es una luz, Pseudópodo  es un faro en la oscuridad. Hizo una reseña sobre “Perros de Paja”  del autor John Gray, quien parece ser un importante pensador, y crítico del momento. A reserva de profundizar en el pensamiento de Gray, me ha motivado a escribir sobre una escalera.

Además del significado que originalmente tiene la Escalera de Jacob en la biblia, se me ha ocurrido otra escalera como metáfora para la Ciencia. Como un instrumento, la escalera y un piano son medio y no fin.

Read More

Ver y sentir el mundo…

conocimiento universal

No obstante a mi particular fascinación por la CIENCIA, a nivel de principiante, encuentro igualmente fascinante el ARTE, en todas sus manifestaciones. Y no sé si esto es una circunstancia natural o creada por mi profesión, donde debo situarme en algún punto entre las ARTES de la edificación, de la psique, de la administración, de la sociología, como también, de las CIENCIAS de la percepción, interpretación, expresión y la creatividad…. ¿Lo dije bien?

¿Los números, las letras o los dibujos? ¿Esfuerzo físico o hablar?… ¿Qué me gusta más? ¿Qué particularidades me implican los números, las letras, los dibujos, el hablar fluido y la habilidad motriz? ¿Que son las áreas del conocimiento sino simples formas de clasificar las capacidades humanas?

Read More

Ciclos en Las Relaciones Inter-personales y el Amor de Pareja


Hay gente que parece vivir más aprisa que otra. Decimos que están más revolucionados (ciclos o vueltas por segundo) Es evidente que los temperamentos hacen que las personas tengan una diferente sensación del tiempo, y aunque un día son 24 horas, una parte iluminada y la otra oscura, para todos, tiene diferentes repercusiones según sea cada individuo. Algunos gustan, por ejemplo, de cambiar de pareja más frecuentemente. Esto que he llamado “temperamento” (personalidad, afectos psíquicos, humor, motivación e interacción ambiental) debe tener su más honda causa, en los ciclos circadianos y metabólicos. Es decir, de la manera en que nuestros cuerpos se han acoplado a los ciclos naturales, día/noche, Verano/invierno y también, como nuestros propios procesos químicos de liberación y consumo de energía (catabolismo-anabolismo: Metabolismo) estructuran su ritmo. Todo esto deviene en CICLOS (o revoluciones, o frecuencias), que todos experimentamos. Posteriormente, del nivel biológico y fisiológico se transmiten al social y sicológico. Esto es muy evidente en la mujer y sus ciclos menstruales, pero todos tenemos estos ciclos en los que nos sentimos más o menos propensos o afectos a determinadas situaciones, como el amor, el sexo, el trabajo, el descanso, etc. Read More

DUDA; sospecha y evidencia

He aquí unas diferencias entre quien permite a su razón, mediar entre sus emociones y el mundo que le rodea, y quien con un filtro muy abierto, se conduce mayormente en base a sus sentimientos; llamense; intuiciones, deseos, afectos o/y sentimientos.
No hay nada malo en ello. Mejor dicho, resulta inevitable dejar las emociones fuera de nuestro devenir humano, pero hacerlo sin cerrar lo suficiente el poro de nuestro Filtro-Razón, puede ser igualmente peligroso y nefasto, como el pretender eliminar toda emoción.

El hecho de Dudar es ciertamente, una de las más valiosas herramientas de la lógica que permiten la construcción de la razón. Junto con la evidencia han de conformar, entre muchas otras cosas, la posibilidad de establecer “justicia” en la medida de nuestras posibilidades, de por si limitadas.

A uno de mis mejores y más entrañables amigos, le es prácticamente imposible dejar sus deseos, anhelos, intuiciones y demás emociones, fuera de su accionar cotidiano. Por fortuna es artista, y no médico.

Read More

To the great big question… a great big answer?

¿Cuál es el significado de nuestra existencia? o ¿Por qué, cómo y para qué estamos aquí? o ¿Cuál es el propósito y sentido de la vida? Entiendo, por lo que expone Dawkins que;
…el sentido de nuestras vidas, el significado, el propósito, el objetivo… no es más que el que cada uno le pueda y quiera proveer.
¿Acaso no te convierte esto en el Dios de tu propia vida?…Sin embargo…. aunque seamos nuestros propios dioses, hay que admitir que no somos omnipotentes… tal vez solo omnipresentes durante nuestra existencia, y eso, si a cualquier estado de la Conciencia se le puede entender como “estar presente”.

Traducción parcial…[…]

La raza humana es una de las maravillas del universo. Puede que seamos únicos. Y de todas nuestras características notables resalta una de ellas; la capacidad de hacernos preguntas como: ¿Porqué estamos aquí? y ¿Cuál es el propósito de la vida?….pero creo que la ciencia puede decirnos porqué estamos aquí. Puede decirnos el propósito de la existencia humana… La respuesta es optimista e inspirante… En 1859, Charles Darwin publicó un libro que cambió el mundo… Cuando Darwin primero se levantó el valor de publicar el libro, “origen de la especie”, quebrantó las bases espirituales de su edad… creo que Darwin tiene otro mensaje para nosotros, el cuál podría ser espantoso si nos dejamos ser intimidados. Pero es emocionante y que eleva, si tenemos el valor de hacerle frente. Creo que Darwin no sólo encontró la respuesta a la cuestión de cómo venimos a existir, creo que su teoría provee la respuesta a la última pregunta ¿porqué existimos?… ¿cuál es el propósito de la vida?

…Por siglos la gente intentó entender porqué los animales fueron equipados tan perfectamente para sus tareas. Asumieron que había solamente una explicación, el mundo natural fue diseñado y que el diseñador era dios… como el astrónomo Fred Hoyle lo puso, las posibilidades de que las partes de un organismo vivo vinieran espontáneamente juntas por suerte azarosa, es alrededor tan probable como un huracán que sopla a través de un montón del desecho y que montara espontáneamente un Boeing 747…

… Pero la selección natural no es una cierta clase de ceremonia de las concesiones, donde la naturaleza aplaude nuevas mutaciones genéticas interesantes. No es el show de la naturaleza. Es una competencia a muerte. Cada individuo dentro de cada especie compite en el mundo real sangrienta y ásperamente para el acceso a los recursos y para que las oportunidades se reproduzcan. La selección natural está todo en sobre vivir lo suficiente para pasar tus genes…En medio de esta matanza del difundirse salvajemente, cada animal lucha una batalla implacable para la supervivencia…. La selección natural explica cómo conseguimos llegar hasta donde ahora estamos.

¿También sugiere una oscuridad y respuesta el ocuparse a la pregunta – por qué estamos aquí? La selección natural sugiere que, como el resto de los animales somos máquinas de la supervivencia… Estamos aquí solamente el tiempo suficientemente largo para competir y pasar nuestros genes. Éste parece ser el propósito de nuestras vidas y la razón que estamos aquí. ¿Pero puede éste realmente ser el único propósito de la existencia humana? No pienso así. La teoría notable de Darwin ofrece un segundo significado a nuestro propósito. Es inspirante… Proviene la observación curiosa de que los seres humanos parecemos romper las reglas de Darwin. El comportamiento humano en el siglo XXI, parece no tener nada que ver con lo que llamamos selección natural. La evolución puede explicar cómo los seres humanos entraron al mundo, pero no vierte mucha luz en la manera que conducimos nuestras vidas hoy. La mayor parte de nuestra energía va a proyectos que parecen no tener nada que hacer con las metas de la supervivencia o de la reproducción. Ni nos sentimos ni actuamos como si la compulsión evolutiva nos condujera. Parecemos habernos liberado de la necesidad de pasar toda nuestro tiempo propagando nuestros genes egoístas. Tenemos muchas otras metas que toman nuestro tiempo y energía. Exploramos el mundo alrededor de nosotros. Creamos los objetos para su belleza estética. Perseguimos manías por la diversión. Y cuando tenemos sexo, desafiamos nuestros genes con la contracepción. Si solamente pudieran pensar, nuestros genes serían horrorizados con todo esto. Me encanta, personalmente, que nuestros grandes cerebros nos dieron la libertad para desafiar a nuestros genes egoístas. El mundo sin refinamiento de la selección natural, no es la clase de mundo en el que deseo vivir. La belleza y la útil elegancia entre chitas y gacelas son labradas en el costo enorme de la sangre y el sufrimiento de antepasados incontables en ambos lados. ¿Pero si es el último propósito de nuestra existencia darvinista de propagar nuestros genes, cómo podemos desafiarlo? Es Irónico, las cosas que nos liberaron de nuestros genes, eran también el resultado de la selección natural. Y todo comenzó hace millones de años en África, cuando los seres humanos eran presa inmóvil. Rodeado por los depredadores, desarrollamos las herramientas de la supervivencia. Y el más importante de éstos era el cerebro. La selección natural condujo el desarrollo del cerebro humano. Hizo así sin mayor propósito tal como condujo el desarrollo del pico del pájaro carpintero, o la velocidad del chita. La ventaja genética fue recompensada y nuestros cerebros consiguieron ser más grandes. No acaba en ser más grandes, llegaron a ser diferentes. Desarrollaron la capacidad de hacer algo que ningún otro animal podría hacer. Fijarse metas. Encontrar un nuevo pozo de agua, planear una cacería, guardar el alimento para el invierno y aprendimos a adaptar y cambiar nuestros pensamientos. Lo que la selección natural construyó en nosotros en África, era la capacidad de buscar, de esforzarse, de instalar metas a corto plazo en el servicio de metas a largo plazo y eventualmete, la capacidad para la previsión. Cerebros más grandes que permitieron que nuestros antepasados compitieran con más eficacia, y entonces, algo sin precedente sucedió.

Un cerebro apareció que podía mirar alrededor del mundo, y hacer, quizás por primera vez la pregunta, POR QUÉ? ¿Por qué estamos aquí?
¿No éramos más felices hacer lo que nos decía la naturaleza? Comenzamos a pensar de otras metas que nos satisficieron. Y teníamos una herramienta para expresar esas metas -El lenguaje. El discurso nos dejó compartir las metas. Y una criatura capaz de comunicar sus metas comienza a pensar con propósitos. Acto y Crear con propósitos… Un inventor puede producir la rueda.. Ésta es enteramente una nueva clase de evolución, evolución no genética. Avanzando a una velocidad quizás de millón de veces más rápida que la evolución genética.

Vemos sus productos por todas partes en la tecnología del mundo moderno. Hemos creado un mundo tecnológico que nos permite mover lejos, más allá de lo dictado por la naturaleza. Y permite que hagamos cosas asombrosas. Aliviamos hambre con nuevas tensiones de cosechas. Predecimos el tiempo con las computadoras de alta velocidad y las enfermedades de la curación con farmacéuticos. Con tecnología, hemos llenado el mundo de creaciones útiles y bellas. Pero la tecnología hace algo más. Crea un hábito incomparable de pensamiento. Un animal que inventa, mirará el mundo de una manera diferente que cualquier otro animal. Vemos el mundo a través “de espectáculos coloreados con propósito”. Porque creamos las cosas para un propósito, en el pasado asumimos que había un diseño con propósito en la naturaleza también. Y de hecho, no había tal. Le tomó a Darwin para realizar esto mirar profundamente en el corazón de la naturaleza y descubrir un mecanismo hermoso que simula oculto, la ilusión del propósito. Por primera vez, una criatura desarrollada había visto debajo del velo de la naturaleza y se había resuelto entonces cuál era la naturaleza realmente.
Y es este espíritu de la investigación lo que condujo a Darwin a entender lo que da significado a nuestra vida. Todavía nos conduce hoy, accionando nuestra capacidad técnica, nuestro comportamiento flexible y nuestra comunicación rápida de nuevas ideas; ha estallar hacia fuera de los límites de nuestra atmósfera, para explorar mundos nuevos. Y nuestras mentes han viajado incluso más al futuro. Hemos mirado a través del vacío del espacio a las galaxias distantes. Hemos mirado al revés en el tiempo, hacia el mismo nacimiento del universo y del tiempo en sí mismo. Al otro extremo, hemos mirado profundamente en el átomo, hacia el extraño mundo de partículas sub atómicas, y el más asombroso de todos, hemos visto la célula viva, finalmente desenredando los códigos de los genes mismos.
Y aún, no estamos satisfechos. Nos hemos estirado hacia fuera en nuestra búsqueda para encontrar el significado de la vida, hasta que nos damos cuenta que somos nosotros los que proporcionamos el propósito en un universo que no tendría de otra manera no tendría significado alguno. Nada puede hacerlo. Por lo menos nada de lo que sabemos.

En una esquina pequeña, si no poco importante del universo, se celebra un nacimiento. El nacimiento del propósito deliberado. El planear, diseñar, prever. Por lo que sabemos, esto puede ser un acontecimiento sin precedente. No tenemos ninguna evidencia que haya ocurrido jamás en otro lugar, y después de que nos vayamos, puede que nunca suceda otra vez. Podemos irnos detrás de la crueldad, la basura, el vacío de la selección natural. Nuestros cerebros, nuestra lengua, nuestra tecnología, nos hacen capaces de prospectiva. Podemos instalar nuevos propósitos, nuestros propios propósitos. Y entre estas nuevas metas puede estar la comprensión completa del universo en el cual vivimos. Una nueva clase de propósito está implicada en el universo, éste reside en nosotros.

Cuándo oigo a alguien decir, la vida es dura, yo me tiento siempre a preguntar ¿Comparado a que? – Sydney Harris

credits

.
Richard Dawkins in YouTube

.
Original Post in Beep Beep it’s me

[…] más/more

ONE GOD FURTHER…RUSSEL & DAWKINS SPEAKS

Traducción
La ciencia no puede refutar la existencia del dios pero esto tampoco significa que existe Dios. Hay millones de cosas que no podemos refutar…[…]

El filósofo Bertrand Russell tenía una analogía. Imaginar que hay una tetera China en órbita alrededor del sol. No puedes refutar la existencia de la tetera porque es demasiado pequeña para observarse por nuestros telescopios. Nadie mas que un loco diría, “bien, estoy preparado para creer en la tetera porque no puedo refutarla.” Quizá tenemos que ser técnica, y estrictamente agnósticos, pero en la práctica todos somos ateos de la tetera.
Pero supongamos que todos en la sociedad, los profesores, las sabios de las tribus, todos tengan fe en la tetera. Las historias de la tetera se han transmitido por generaciones. Es parte de las tradiciones de las sociedades, De hecho existen libros sagrados acerca de la tetera. Y entonces, alguien que dice no creer en la tetera, puede ser visto como excéntrico o loco.
Hay un número infinito de cosas como las teteras sagradas que no podemos refutar. Hay hadas. Hay unicornios. Hobgoblins. No podemos refutar cualquiera de éstos, pero no creeremos en estos más de lo que creemos hoy en día en Thor, Amón Ra o Afrodita. Somos todos ateos sobre la mayor parte de los dioses que las sociedades han creído. Algunos de nosotros, apenas hemos ido un dios más lejos.

Transcription
Science can’t disprove the existence of god but that does not mean that god exists. There are a million things we can’t disprove. The philosopher Bertrand Russell had an analogy. Imagine there’s a china teapot in orbit around the sun. You cannot disprove the existence of the teapot because its too small to be spotted by our telescopes. No one but a lunatic would say, “Well, I’m prepared to believe in the teapot ‘cause I can’t disprove it.” Maybe we have to be technically and strictly agnostic, but in practice we are all teapot atheists.

But suppose that everybody in the society, the teachers, the tribal elders all had faith in the teapot. Stories of the teapot have been handed down for generations. It’s part of the traditions of the societies, there are holy books about the teapot. Then, someone who said that they did not believe in the teapot, might be regarded as eccentric or even mad.

There’s an infinte number of things like celestial teapots that we can’t disprove. There are fairies. There are unicorns. Hobgoblins. We can’t disprove any of those, but we don’t believe in them anymore than nowadays we believe in Thor, Amon-Ra, or Aphrodite. We are all atheists about most of the gods that societies have ever believed in. Some of us, just go one god further.

[…] más/more