Lápices vs Apps

Esta es continuación a una discusión que sostengo con colegas desde hace tiempo, se encuentra iniciada en la entrada de Geeks vs Fundamentalistas del lápiz, y que en aras de evolucionarla con fines didácticos, expongo aquí.

o-VITRUVIAN-MAN-LALPIZ

Para efectos prácticos, se entiende por técnica del lápiz a toda técnica del tipo similar que consista en un instrumento del tamaño, peso y forma similares a un lápiz, ya sean plumas de ave, de tinta, lapiceros, portaminas, plumones, grafos, estilógrafos, crayones, etc. etc. etc. 

En qué estamos de acuerdo:

a

Coincidimos en que el uso de la técnica tipo lápiz es hoy, y viene siendo desde hace mucho tiempo, la forma convencional en el aprendizaje de la escritura —no solo de texto, sino simbólica de cualquier índole (dibujos y textos)—, y que se nos entrena a todos desde edades muy tempranas en nuestras vidas, con gises, crayolas, plumones, lápices, y demás implementos que consisten en la misma técnica antropométrica y ergonómica; haciéndolo el medio tradicional por excelencia.

b

Coincidimos, por lo tanto, en que los estudiantes están mejor entrenados en este uso de medios tipo lápiz, y no tanto por medios digitales con los teclados, punteros (mouses/ratones), pantallas, y principalmente los programas/aplicaciones. Así como tampoco con pinceles o cinceles de artistas y similares (pinceles de aire, brochas, pasteles, carboncillos, grabador, pirógrafos, etc.)

c

Coincidimos en que paralelamente a la escritura/dibujo mediante estos medios tradicionales es que también los instrumentos idóneos durante el proceso de la conceptualización del diseño, son y han sido los esquemas gráficos de simbolización como los croquis, los bocetos, bosquejos, diagramas, mapas, etc. Correspondiéndose mutuamente en un hacer-expresar/ expresar-hacer que se supone como una “forma de estar pensando” que implica funciones interiores y exteriores (mente y manos), y medios propios y ajenos (cerebro y lápiz).

d

Coincidimos en que en su más amplia dimensión, la arquitectura tiene parentesco con todas las bellas artes, (así como con disciplinas científicas y filosóficas). Sin embargo, de las artísticas, durante su conceptualización coincidimos en que se utilizan procesos más afines a la pintura, y la escultura. Por esto…

e

Coincidimos en que durante el proceso de conceptualización es particularmente afín el proceso de la técnica del lápiz con la PINTURA y sus similares (el dibujo, el diseño gráfico, la ilustración, el grabado, etc.) Sin embargo también…

f

Coincidimos en la posibilidad del uso de MODELOS tridimensionales (maquetas) como alternativa tan válida como la primera para la conceptualización del diseño, y en el parentesco de esta alternativa, más con la escultura que con la pintura. Requiriendo al creador de habilidades manuales un poco distintas a las requeridas por la técnica del lápiz, pero en consonancia con el principio de hacer-expresar / expresar-hacer, ya que se entienden a estos MODELOS como equivalencias a las formas esquemáticas bidimensionales hechas con el lápiz, o sea, los croquis, bocetos, etc.

(De aquí que surja el cuestionamiento de si existen además de estas dos, otras alternativas tan válidas. Por ejemplo, unas más emparentadas con otras artes; la música, la danza, la poesía, la literatura, la fotografía, o la cinematografía. Todo parece indicar que sí).

g

Coincidimos en que aprender a diseñar no consiste en saber usar las herramientas de dibujo, sino en saberlo aplicar creativamente en soluciones de diseño.

h

Coincidimos en que las ideas arquitectónicas proceden del intelecto: conocimiento + experiencia + creatividad, y no de la técnica que se use (tanto de las planteadas aquí: el dibujo y el modelado, como de otras posibles).

i

Coincidimos en que es importante que los estudiantes también aprendan a usar las nuevas herramientas de diseño (es decir, principalmente las digitales).

j

Coincidimos en que el aprendizaje de estas nuevas herramientas implican tiempo para el ensayo, y por tanto también del error, que por consecuencia provoca un entorpecimiento temporal durante los ejercicios de diseño.

(De aquí que surja la pregunta ¿qué momento será el mejor para esto?).

En qué NO estamos de acuerdo:

A

No coincidimos, o no hemos establecido con precisión que tanto compartimos o no, la opinión acerca de qué tanto y cómo influyen las técnicas usadas sobre la manera de concebir el diseño. En principio hay dos posturas:

No influye: la arquitectura se concibe independientemente del instrumento usado durante el proceso de conceptualización.

Sí influye: la arquitectura se concibe de formas distintas dependiendo del instrumento que se use durante el proceso de conceptualización. Nos diseñamos diseñando.

En caso de que la primera opción sea lo cierto, no tiene sentido esta discusión. Simplemente, lo importante está en el intelecto. Pero si lo cierto es lo segundo: donde el medio (o herramienta) nos transforma la manera de crear, las conclusiones podrían apuntar hacia que los medios digitales y los medios tradicionales no son sino solo dos de muchas alternativas creativas que pueden utilizarse para el diseño con efectividad equivalente pero efectos distintos.

La computadora no es una simple sustitución del lápiz de un diseñador. Representa un enfoque muy diferente al diseño.

B

No Coincidimos en la suposición que hace un puente directo entre mente, mano y lápiz con el buen diseño, o el mejor aprendizaje de este. Dicho de otro modo: no coincidimos en la superioridad de la técnica del lápiz para alcanzar el mejor aprendizaje del diseño, y la aprehensión del quehacer arquitectónico.

C

No Coincidimos en la opinión sobre el mejor momento para incorporar las nuevas tecnologías. Hay dos posturas:

Retardar su incorporación hasta que las formas tradicionales hayan sido lo mejor aprehendidas.

Incorporarlas paralelamente, lo antes posible, de manera que se expongan a diversas formas de enfrentar el proceso de diseño.


De estas diferencias, y de la coincidencia en que otros procesos son posibles (como los modelos 3d), surge la incógnita de si podrían las técnicas digitales, a pesar de que aún no se han incorporado a la antropometría y ergonomía como lo ha hecho ancestralmente el lápiz, llegar a ser tan bien aprehendidas como esta, y llevarnos a otros niveles de creación en diseño. (Yo sospecho como algunos otros, que ya está sucediendo).

En la academia me gustaría preguntar a los colegas: ¿crees que tu forma de diseñar sea la única forma que existe para hacer buen diseño? A la obvia, y esperada respuesta negativa, procedería con ¿crees que haya muchas otras formas para hacerlo, y hacerlo bien? Tras la esperada respuesta afirmativa, continuaría con ¿crees que los estudiantes de hoy deban solo aprender a diseñar exactamente como nos enseñaron a nosotros tiempo atrás?… Esta pregunta sería más difícil de contestar. Finalmente terminaría con ¿crees que sepas otras formas de hacerlo?… Y aquí comenzarían los verdaderos problemas.

Para empezar, aquí puede verse un compendio de modelos: How Do You Design?

English: Read More

En el proceso está lo nuevo



La forma de diseñar es forma de pensar (nos diseñamos diseñando)

En el diseño arquitectónico existe una usual estrategia relacionada con su método de procesar, que consiste en el traducir su concepción real (triDimensional) a vistas ortogonales y bi-dimensionales llamadas plantas, cortes y alzados. Este proceso además de ser efectivo, sumamente útil y práctico, fue por supuesto, acogido por la academia en forma natural, ya que no existían formas alternativas que le superaran. Todo buen diseñador y arquitecto acaba sabiendo que la realidad es que diseñamos imaginando objetos en tres dimensiones, que luego traducimos en sus vistas ortogonales correspondientes para establecer sus condiciones constructivas y de fabricación.

Sin embargo, en muchos casos este ‘saber’ no llega hasta avanzadas instancias, dentro o fuera del claustro académico, y se acaba teniendo que el efecto real (tridimensional) es un producto del diseño bi-dimensional y ortogonal de plantas, cortes y alzados. Dentro del proceso de diseño, pareciera que se comienza por las representaciones ortogonales y se termina en el volumen tridimensional. En sí, esto no significa algo malo, pues al fin tendremos un objeto arquitectónico tridimensional que inclusive puede tener muchas virtudes.
Lo importante aquí es notar que recientemente (y ni tanto) han estado apareciendo unas herramientas que pueden revertir el sentido, haciendo que podamos trabajar desde siempre en la realidad de la tercera dimensión, ya que su traducción a las vistas ortogonales se hacen automáticamente por un sistema digital. Es decir que podemos empezar por el modelo tridimensional y terminar por sus representaciones bi-dimensionales, que servirán como los documentos de obra y fabricación.

Actualmente, en la academia tenemos el problema de que estas representaciones no se hacen bien pues el uso de la herramienta es deficiente. Por lo tanto, el problema se solucionaría cuando su manejo sea eficiente, y esto dependerá del tiempo en que cada quien pueda habilitarse en su uso lo suficientemente bien.

Como docentes podemos contribuir a acelerar o aplazar tal cosa.

Por otro lado, estas nuevas herramientas se presentan cada vez más con mejores formas para trabajar en la tercera dimensión, prestándose para una mejor comprensión de la mismísima geometría en la que finalmente, se basa nuestro conocimiento sobre el espacio. Es aquí donde el estudio del mismo espacio puede ser mejor comprendido.* Luego entonces, la habilidad que los estudiantes pueden adquirir para dominar el manejo de los objetos en el espacio va aumentando a razón de menor tiempo que si lo consideramos mediante técnicas tradicionales**.  Esto supone una progresión en las posibilidades de composición formal que va adquiriendo el estudiante al ir dominando estas nuevas herramientas.
Actualmente, dicho dominio no se alcanza durante la carrera, a menos de que por cuenta propia, el estudiante se habilite en estas técnicas. Si lo hace previamente lo aprovechará durante toda su carrera, y si lo hace durante ella, llegará a su dominio, si acaso, en las últimas instancias.

Si el tiempo es oro, if time is money, se supondría que la incorporación de estas nuevas tecnologías convendrían siempre lo más tempranamente posible.

(Esta entrada es una continuación de Geeks vs Fundamentalists)
*Aquí me estoy refiriendo a la comprensión del espacio como entidad geométrica y formal. Las consideraciones estéticas, psicológicas y metafóricas, requerirán ir más allá.
**(Dentro de estas ultimas, la elaboración de maquetas seria una de las más adecuadas, ya que es el modelado en tres dimensiones de la forma).

Geeks vs Fundamentalistas

perspectivelyrique_neu_00

En el Café retomamos una vez más la discusión de la enseñanza del diseño por medios digitales versus medios tradicionales. Se trata de una discusión vigente en todo ámbito del diseño hoy en día, y especialmente en el de la enseñanza del diseño arquitectónico. Aún no podemos decir de que existe una conclusión a favor de alguna de las posiciones por lo que la discusión continuará todavía. Lo que podemos hacer es documentarnos y mantenernos actualizados conforme a los avances que existen al respecto. Estoy suministrando al final de esta esta entrada los LINKS a las principales fuentes que en lo particular he encontrado, y estará abierta a incorporar toda nueva liga que se sugiera.

¿Qué verdadera y lógica conexión hay entre el buen/mejor aprendizaje de comprender la forma en el espacio y su representación, con el hecho de trabajarlo a través de uno u otro instrumento?

Read More

Looney Tunes – 1954 – By Word Of Mouse

Por fin he encontrado estas caricaturas que recuerdo haber visto de niño, donde se explica el funcionamiento del capitalismo. Yo sabía que no era mi imaginación y que de algún modo se me había tratado de enseñar el funcionamiento del capitalismo, la producción en masa, el consumo en masa y el motor que es la competencia.

 

¿Es esto adoctrinar? ¿Lavar el cerebro de los niños? Lo que sé es que no fue fácil dar con ellas, como si hubieran sido escondidas. Y aún aquí encuentro dificultad para que se suban al blog.

.

Read More

Hitler y el “hubiera”

Uno de tantos “hubiera”…

De ser posible, el hubiera tendría que ser mucho más inteligente que eliminar personas cuando niños para evitar que se conviertan en monstruos. ¿Qué tal, otra educación? Hitler fue un niño educado, es decir que fue a la escuela, pero… ¿Qué educación es la que funciona como vacuna contra la tiranía de un hombre llegado al poder?

If possible, the “would be” have to be much smarter than eliminate people when children to prevent them become in monsters. How about another education? Hitler was a child educated cause he went to school, but … What education is that works as a vaccine against the tyranny of a man come to power?

COSMOS

Esta serie de TV fue quizás la cosa más influyente de mi pre-adolescencia, cuyas repercusiones aún no han dejado de florecer en mi vida. Carl Sagan es una de las figuras más sobresalientes de mi espectro cultural. Ahora le será el turno a Neil deGrasse Tyson llevar esa voz del cosmos.

Sense of life is…

Esto tiene que ver con lo que el niño de la publicación anterior decía acerca del sentido de la vida. El sentido es lo que uno quiere que sea el sentido de la vida…

This is what boy in the post before was saying about sense of life. Sense of life shall be what one wants it to be…