Cómo te explico

La siguiente es una respuesta a la cándida recomendación de un entrañable amigo para ver el video de un conocido economista de los medios hegemónicos, cuyo discurso anti 4T es muy reconocido. Supongo que pretendía convertirme o exorcizarme, pero mejor me lo he tomado bien y le he dado mi primera impresión… 

Estimado Rocá

Ya vi el video que me enviaste, no todo porque se vuelve repetitivo en las cosas que vemos muchas veces en los medios de comunicación dominantes (TV y radio).

Está muy bien, es de mucha utilidad para afianzar el sesgo del que nace, que es mismo al que va dirigido, y que es el impuesto por la corriente que ha imperado en todo ámbito: político, económico y cultural durante el último lustro.

Te agradezco la oportunidad porque son reflexiones muy interesantes cuando las contrastas objetivamente con otras, permitiendo aceptar que existen otros sesgos con igual valor que merecen atención.

Todo el discurso de Sch—— parece muy sólido, pero obviamente, solo conforme a los principios de un modelo particular de sistema, donde la economía, la política y la cultura están acotadas a determinados valores, y que predominaban aquí hasta hace poco, que está vivo aún, aquí y en muchos otros lugares. Los parámetros, las mediciones, las escalas de valor están derivadas de esta forma particular de interpretar el sistema (PIB, calificadoras, etc)

Más allá de decirte qué modelo me gusta más, es importante reconocerlos como válidos porque creo que eso es lo primero que se descarta. Para los que fueron desplazados de la toma de decisiones, sus voceros y simpatizantes, cualquier cosa distinta a lo expuesto en el video es producto de la ignominia y la malicia de un personaje que solo desea perjudicar a México.

Eso no se sostiene si aceptamos que existen simpatizantes de este por parte de mucha gente inteligente, preparada y estudiada, como también gente cuyo saber es muy intuitivamente elemental, pero no por eso menos valioso.

O sea, yo podría explicarte por qué el PIB no me representa un parámetro tan importante como lo es para Sch——, pero tendríamos primero que aceptar que no son argumentos provenientes de una malicia encaminada a provocar intencionalmente la debacle de un país y su gente, sino porque se tiene convicción en otro modelo social, económico y cultural real, con todo su fundamento teórico y técnico.

Para darte el detalle de por qué desde este otro modelo, las cifras, tablas y gráficas de ese señor no son más que falacias e imprecisiones necesitaremos muchas sesiones para las que siempre estaré dispuesto, especialmente en compañía de unas copas de vino, o tarros de cerveza.

Ozz

El Lado Oscuro de la Virtud

El Lado Oscuro de la Virtud (Dark Side of Virtue) es un interesante libro escrito por el profesor David Kennedy, al seno de la academia estadunidense (Princeton University Press, Nueva Jersey 2004). Su argumento se dirige a los derechos humanos internacionales, y deambula especialmente en los diversos errores que se pueden cometer en la persecución de la virtud supuesta de los derechos humanos.

Read More

La inteligencia en los tiempos de la astucia

Mi hijo, como todo joven rebelde e idealista, ve con desconfianza que su padre esté perfectamente insertado dentro de la maquinaria capitalista, sin reparo alguno.

Hablando en términos políticos…

…entre mis amigos de antaño me siento como el miembro más a la izquierda. En cambio, entre los compañeros del trabajo y algunos grupos de amigos nuevos, siento que me consideran de derecha. Esto me pone en una posición personalmente incómoda, pues ni en uno ni en otro ámbito quisiera enemistarme con gente que aprecio, o complicarme la vida y perderme de oportunidades en la competencia del mercado profesional. Finalmente, en la presente situación del país y del mundo, pareciera que nos vemos más comprometidos a adoptar una posición — con tintes de bandos combativos — que en otros tiempos. Hay quienes siempre han estado en este menester de la política por gusto o trabajo, pero para quienes no estábamos directamente imbuidos en ella, solo se nos presentaba en épocas electorales, y, o de coyuntura. Hoy en día pareciera que la política define nuestro primer plano ante el mundo y ante todos lo demás. Las relaciones, como nunca lo había visto, se ven pasadas por un primer filtro político para casi cualquier asunto, y no sé si ha llegado al extremo de, por ejemplo; que en una oferta de trabajo se requiera de una militancia partidista.

Si hasta aquí me es relevante la imagen que perciben de mi los demás, la que le doy a mí propio hijo es más que incomoda e inquietante, pues como todo buen joven rebelde e idealista, ve con decepción que su padre está perfectamente insertado dentro de la maquinaria capitalista, sin reparo alguno.

Cuando le digo que comparto sus ideales, no me cree, y claro que tiene razón. Cómo es posible que alguien con ideas de izquierda no se dé cuenta del daño que su hacer cotidiano le hace a las causas y principios de un pensamiento de izquierda. Por ello es que hago este esfuerzo por definirle mis pensamientos.

Esta situación suele parecer una especie de ambigüedad que también pudiera confundirse con hipocresía por las conveniencias y los contextos; una especie de mimetización con el entorno inmediato, y que no es un problema solo mío.

Tal vez, por la contraposición entre izquierda y derecha, lo lógico sería pensar que se trata de una postura de centro. Y es aquí donde el análisis de lo que significan los conceptos de izquierda y derecha son importantes para saber también, dónde y qué es, un centro entre ellos. Read More

Cannabis o no Cannabis

 
Sin ser un experto en el tema, tengo mi opinión y es a favor del fallo de la corte.
Lo primero que deben los detractores entender, es que muchos de los que opinamos a favor, no es porque creamos que la adicción a la cannabis, o cualquiera otra adicción, sean una cosa ‘buena, positiva y benefica’ para el individuo y la sociedad. Sus críticas en este sentido no están viendo lo importante.
En forma breve y concisa, lo que se observa es que, con o sin prohibición, el problema de salud que representan las adicciones, es prácticamente el mismo, con la diferencia de que mientras que de la forma prohibitiva se fomenta la delincuencia organizada, con la regulatoria, el fomento al consumo NO es tan significativo, y tiene la gran ventaja de desalentar el crimen organizado en torno. Es decir, es lo mismo en cuanto a salud, pero es conveniente en cuanto a lo judicial.

Es un consenso pensar que ‘la educación’ solucionaría este y otros problemas. Hoy sabemos que ‘prohibir’ NO educa en lo más mínimo. 

Por esto es que el otro aspecto que me convence, es que en la expectativa de un avance civilizatorio, se supone que los individuos caminen hacia las decisiones sanas, para si y benéficas para su sociedad, por convicción propia y no por coerción autoritaria. Aspiraría a una civilización responsable por las decisiones de sus miembros con pocas leyes restrictivas, que por tener muchas leyes, muchas prohibiciones y muchas penas. La prohibición de por sí, no demuestra el valor de una opción sobre otras, como por ejemplo, consumir o no consumir drogas.

Sin otorgar la confianza de sus decisiones a los individuos, no rebasaremos nunca los regímenes de autoridad exo-aplicada hacia una de autoridad auto regulada por conciencia individual, que sería el ‘ideal’ de madurez civilizatoria, en donde autoridad y libertad converjan.

Inglés/English Read More