IDEAS PELIGROSAS

El adoctrinamiento de la Plutocracia

Advierten y reclaman unos de no dejarse de los adoctrinamientos de los otros, y no han visto que su reclamo es muy probable de serlo también.

No extraña que en la confrontación de las ideas se llegue al intento fanático de la instrucción y adiestramiento de las ideas a través de la educación y la propaganda. La historia es testigo de que primero la religión y luego el Estado, han sido los principales promotores de estos. Se les suma también, cualquier grupo que pueda tener los medios de encausar recursos y esfuerzos para hacerlo como la iniciativa privada, y en especial la plutocracia, quienes también participan en formas de adoctrinamientos masivos sin que se hable mucho de ello.

Sin embargo, para nadie es un misterio que hoy padecemos de un embate mediático de diversas formas, que publicitan, favorecen, promueven, y enaltecen el sistema económico y político que ha dominado los últimos tiempos el mundo y especialmente occidente. ¿No es esto una especie de adoctrinamiento?

Si no lo es, sus efectos son los mismos, produciendo prejuicios; temores infundados; y razonamientos sin lógica concluyente. En particular me refiero al evidente prejuicio que se le ha venido inculcando al socialismo y al comunismo, donde se asocian equivocadamente con casos fallidos que, si bien pudieron algunos tener origen en sus ideas, terminaron por desviarse y motivarse de otros factores, desvirtuando por completo sus valores. Lo único cierto es que promueven ideas que no son convenientes al sistema dominante mencionado.

Sucede justamente lo que con la idea de Dios, que en su nombre se han cometido las atrocidades más terribles, siendo que es el hambre de poder, las ambiciones desmedidas, y la inmoralidad, las verdaderas motivaciones. Igual que con Dios.

Pero; comunismo es un ideal filosófico, por ende utópico, donde la madurez de la conciencia es tal que encontraría su paz y felicidad sin necesidad de jerarquías sociales, ni propiedades exclusivas, pues todo pertenecería a todos. ¿Quién necesita una riqueza si lo tienes todo en la vida?… Y el socialismo es el conjunto de todas aquellas mociones y medidas dirigidas a compartir y avanzar de manera lo más grupal posible que de manera individualista. Estas medidas podrían estar o no, encaminadas a la utopía comunista, pero son factibles de aplicarse ya en la realidad capitalista en la que vivimos, como se hace en algunos países con políticas tanto sociales como capitalistas, fuertes.

Y ya, eso es todo.

Lo relevante es que en círculos supuestamente letrados, cultos y de élite minoritaria, se manifiestan en su contra casi como si se tratase de asuntos demoníacos. Ser socialista, o comunista ante ellos es casi sinónimo de criminal, asociándole por el lado de los líderes con autócratas dictatoriales, tiránicos y déspotas, y por el lado de sus seguidores con ignorantes, flojos, y faltos de la más elemental visión.

Por lo tanto, contra los primeros corresponde cerrarles el paso a como dé lugar, y a sus seguidores, que resultan ser la mayoría, corresponde que hay que tomar las decisiones por ellos pues, en su criterio, no se les considera capaces de decidir bien. Es decir que hay además una sensación de clase superior (física, moral e intelectualmente).

Es tal el efecto nocivo creado sobre la idea de socialismo y comunismo que parece que eliminar los prejuicios que los desfiguran resulta ya casi imposible.

Por lo que dice John Gray en su libro titulado Misa Negra[i], al parecer, igual que muchos rasgos de la cultura occidental, deriva también de la conceptualización religiosa, específicamente cristiana, en donde el hombre es pecador por nacimiento y debe ganarse el cielo, o se ganará el infierno en su defecto.

Así, se ha llegado a que el capitalismo en boga, comandado por esa élite minoritaria, haya normalizado dos cosas: que el individuo va sobre el grupo, y el pensamiento de que el individuo es malo al nacer y debe ganarse todo a través de su vida. Y con todo me refiero que desde su dignidad.

Por esto es que esta élite no cree que la gente sea buena, ya no digamos inteligente. No confía en ella y cree que debe de comandarla. Resulta también, que cuando ha tenido su oportunidad, lo ha comandado sin precauciones por la precaria condición socioeconómica de la mayoría de la gente, aquella de la que desconfía, y de paso, tampoco por el medio ambiente.

A cambio, utilizando instrumentos mediáticos ha hecho creer dos cosas: que el individuo está sobre el grupo y que si no ha logrado superarse ha sido por su propia culpa; su falta de capacidad, o entereza y dedicación a su trabajo cualquiera, que en su mayoría son una esclavitud disimulada, al grado de hacerla voluntaria.

Si las posturas socialistas tienden al grupo; la sociedad; y a la suma de individuos, la postura contraria ha promovido la individualidad llevando el ego al éxtasis. El individuo es importante y la diferenciación de sus valores en la sociedad son buenos pero no en detrimento de uno por los otros. El bienestar del individuo NO debería ser posible a costa del malestar de los demás, y es cuando la postura individualista cae en conflicto.

Esta discusión es un asunto de un par de dualidades: empatía/egoísmo y equidad/desigualdad. Lo primero influye a lo segundo. Si se tiende a la empatía por los demás se aspira a una reducción de las diferencias, o sea, una tendencia a la igualdad. Si no se tiende a la empatía, y se enfatiza el individualismo, la desigualdad no parece ser un problema.

Ni el planeta ni la demografía actual, resisten sobreponer el individualismo indiferente, esto es definitivo. Y sin embargo, los ideales de izquierda se pronuncian en contra de imponer su agenda de manera forzada y violenta (incluyendo la ilegalidad como forma de violentar). Cuando no es así se están usando estos ideales como cuando en nombre de Dios se hacen cosas para satisfacer otros objetivos que nada tienen que ver con socialismo.

Sea cual sea, se sabe que el adoctrinamiento hace que personas buenas hagan cosas malas, ya que esto hace creer a quien lo padece que está totalmente en lo verdadero, lógico y correcto, creándose una especie de mantra del buen samaritano. (Por ej. playera fifí)

El buen samaritano de derecha es capitalista, y cree que es cuestión de actitud, voluntad, fe y que con su arduo trabajo se ganará por lo menos su dignidad, por lo que también, darle dinero a la gente que no tiene le quita la oportunidad de ser digno. Se lo deben ganar, así sea haciendo los trabajos más indignos y peor remunerados. Esto no es justo, y no es cierto que la dignidad humana dependa de esto, ni que vivamos en un mundo justamente organizado para que con solo echarle ganas se arreglen los problemas. A eso se le ha llamado la falacia del echeleganismo.

El buen samaritano de derecha cree que es muy mala idea darle dinero directamente a la gente pues sabe que la falta de criterio y situación no le permitiría hacer el uso indicado del dinero, por lo que debe una elite manejar estos recursos a través de programas, derechos y garantías en su beneficio. Este buen samaritano no puede ver y aceptar que estas sean medidas socialistas, cuando sí lo son.

El buen samaritano de derecha se cree el cuento de que el derrame económico dado en las fábricas del auto carísimo que compra, hace dignas las vidas de los trabajadores de toda la cadena productiva, así sea una esclavitud simulada, y además así se contamine el ambiente como resultado del intenso intercambio comercial global. La preocupación ambiental es socialista por su enfoque grupal y asociativo, y no individualista.

El buen samaritano de derecha cree que ese régimen capitalista que le cobra impuestos y distribuye equitativa y justamente los recursos para que se le garanticen todos los servicios públicos como salud, educación, habitación y despensa… el samaritano cree que eso NO es un socialismo. Noticias: Esto es un socialismo capitalista, o un capitalismo con fuertes políticas sociales. (Como en los países escandinavos).

El buen samaritano de derecha cree que las empresas ‘dan trabajo’ cuando siendo precisos es una dinámica de oferta y demanda desequilibrada donde se compra el trabajo buscando la máxima ventaja, abusando de la inmensa oferta y diminuta demanda (oligopsonio).

El buen samaritano de derecha cree que bajo ese régimen capitalista pero también neoliberal, no existe la necesidad de contar con servicios públicos de nada, pues todos mientras no sean unos flojos, ganarán lo suficiente para cubrir todas las cuentas por su cuenta. Esto NO es cierto, porque esto no es cuantitativamente posible con las remuneraciones tan bajas que predominan en los mercados laborales.

El buen samaritano de derecha cree, por miedos infundados, que el socialismo consiste en arrebatar la riqueza de la gente rica para dársela al flojo, convertirlo en pobre también, y vivir bajo el yugo de un dictador tiránico. Esto NO es socialismo, y mucho menos comunismo. Los ideales socialistas suponen que la cooperación es una motivación propia y democrática de los individuos de bien, y no una imposición.

El buen samaritano de derecha cree fehacientemente que las instituciones autónomas constituyen verdaderos contrapesos democráticos, y jamás concederá que podrían estar contaminados y coludidos con intereses de la élite, porque son la élite. Para que sean contrapesos reales hay que desligarlas tanto del gobierno, como de cualquier otra élite.

El buen samaritano de derecha cree que el buen samaritano de izquierda está infectado de una ridícula suspicacia y desconfianza sustentada en teorías paranoicas de conspiración, acerca de grupos e individuos que maquinan en contra de las mayorías para lucrar mediante el abuso de su trabajo y recursos. Por esto mismo tampoco considerará nunca sensato implementar una defensa contra esos poderes llamados fácticos, así pueda estar demostrado como el saqueo y explotación de los grandes emporios nacionales[ii] e internacionales, se aprovechan de esto.

El buen samaritano de derecha, curiosamente, se hace más sensible ante la corrupción, la ilegalidad, e inseguridad cuando el gobierno en turno es adverso (de izquierda), pues cuando no es así está menos preocupado a pesar de la inquietante existencia de los tres mismos males.

El buen samaritano de derecha cree que el buen samaritano de izquierda está usando ideas socialistas  pero que en realidad son siempre un encubrimiento populista de un líder malvado que lo único que busca es el poder por el poder. No podemos decir que no haya sucedido así, y nunca estaremos exentos de que vuelva a suceder, pero aplica en cualquiera de los sentidos, pues…

El buen samaritano de derecha cree  que NO hay dictaduras de derecha liberal y neoliberal, que han simulado ser democracias, pero que en realidad han sido déspotas autocracias dictatoriales y cleptócratas, que también se conocen como oligarquías en manos de la plutocracia, igual o más demoniacas que el prejuicio de su análogo contrario. Simulando elecciones libres, relevos al mando, y acallando con violencia a sus detractores.

*                       *                        *

Las doctrinas son ideas y quizás sean más poderosas que los mismos poderes fácticos. Por eso el adoctrinamiento es peligroso. Una idea de estas es la idealización de la riqueza ilimitada y anhelo obsesivo que se supone está al alcance de cualquiera.

El sueño americano, entre otras cosas, desató las posibilidades de riqueza que habían estado medio contenidas por la época de las revoluciones, y lo convirtió en ideal estandarte del buen samaritano. Hoy, la ilusión de la supuesta posibilidad de hacer riquezas ilimitadas, alimenta el ego del imaginario individualista. Y si no se cree así, es porque se es un tonto mediocre, que automáticamente al solo pensarlo se está auto-descalificando de lograr tal ideal, como quien de sólo tener malos pensamientos se aleja de Dios.

Si salir de la pobreza no garantiza la eliminación del espíritu criminal, es gracias a este ideal de enriquecimiento glamoroso y glorificado, que equivale al paraíso celestial de la religión. En gran medida, el crimen está motivado por este ideal tan exaltado de la riqueza individual obsesiva, que lo convierte en su motor.

Este exaltamiento de la riqueza individual obsesiva se ha convertido en la primera razón del crimen común y organizado. No son la impunidad, ni la pobreza sus primeras razones, pues éstas son más bien consecuencias. No se hace crimen por ser pobre, o/y por la impunidad… la esencia del crimen es la idealización obsesiva por el paraíso celestial de la riqueza.

*                       *                        *

El buen samaritano de derecha cree que el buen samaritano de izquierda es y piensa motivado por la envidia (pecado cristiano), y puede ser. Lo que confirma que es ese mismo anhelo por la riqueza el motivo de nuestros conflictos. El codicioso se considera merecedor de todo lo que anhela por considerarse mejor que el prójimo.

Todo el discurso de los —varios— libros de Zigmunt Bauman[iii], asociados con el planteamiento de la liquidez de nuestra realidad, es una análisis crítico a este adoctrinamiento por la idealización del consumismo, factor indispensable en la obsesión por la riqueza, que nos hace sentir vacío existencial en relación a las posesiones materiales.

Es deseable erradicar la idealización obsesiva por la riqueza. Está bien tener lo suficiente, y más que lo suficiente, incluso mucho más, pero no tanto más e idealizarlo obsesivamente como si fuera fuente de lo bueno como el cielo, sensato e inocuo, porque no lo es. No lo es ni por la sociedad, ni por el ambiente.

Bajo esta premisa es que tenemos ciudadanos soldados en una competencia destructiva, tratando de eliminarse unos individuos a otros, y no en una competencia colaborativa, donde unos apoyen y se apoyen con los demás para juntos ir hacia arriba.

A continuación, un Video y un texto gráfico utilizados como medios de adoctrinamiento anti socialista, comentados por JP y Max.

*                       *                        *

[i] John Gray, MISA NEGRA, La Religión Apocalíptica Y La Muerte De La Utopía, Trad. Albino Santos Mosquera, Ed. Sexto Piso. 2017

[ii] Viridiana Ríos, LA ÉLITE TROPICAL, El País, 02-12-2019, Opinión.

[iii] Zigmunt Bauman, MIEDO LÍQUIDO Sociedad contemporánea y sus temores, 2007 Espasa Libros, S. L. U. Barcelona, España, Paídos.

La inteligencia en los tiempos de la astucia

Mi hijo, como todo joven rebelde e idealista, ve con desconfianza que su padre esté perfectamente insertado dentro de la maquinaria capitalista, sin reparo alguno.

Hablando en términos políticos…

…entre mis amigos de antaño me siento como el miembro más a la izquierda. En cambio, entre los compañeros del trabajo y algunos grupos de amigos nuevos, siento que me consideran de derecha. Esto me pone en una posición personalmente incómoda, pues ni en uno ni en otro ámbito quisiera enemistarme con gente que aprecio, o complicarme la vida y perderme de oportunidades en la competencia del mercado profesional. Finalmente, en la presente situación del país y del mundo, pareciera que nos vemos más comprometidos a adoptar una posición — con tintes de bandos combativos — que en otros tiempos. Hay quienes siempre han estado en este menester de la política por gusto o trabajo, pero para quienes no estábamos directamente imbuidos en ella, solo se nos presentaba en épocas electorales, y, o de coyuntura. Hoy en día pareciera que la política define nuestro primer plano ante el mundo y ante todos lo demás. Las relaciones, como nunca lo había visto, se ven pasadas por un primer filtro político para casi cualquier asunto, y no sé si ha llegado al extremo de, por ejemplo; que en una oferta de trabajo se requiera de una militancia partidista.

Si hasta aquí me es relevante la imagen que perciben de mi los demás, la que le doy a mí propio hijo es más que incomoda e inquietante, pues como todo buen joven rebelde e idealista, ve con decepción que su padre está perfectamente insertado dentro de la maquinaria capitalista, sin reparo alguno.

Cuando le digo que comparto sus ideales, no me cree, y claro que tiene razón. Cómo es posible que alguien con ideas de izquierda no se dé cuenta del daño que su hacer cotidiano le hace a las causas y principios de un pensamiento de izquierda. Por ello es que hago este esfuerzo por definirle mis pensamientos.

Esta situación suele parecer una especie de ambigüedad que también pudiera confundirse con hipocresía por las conveniencias y los contextos; una especie de mimetización con el entorno inmediato, y que no es un problema solo mío.

Tal vez, por la contraposición entre izquierda y derecha, lo lógico sería pensar que se trata de una postura de centro. Y es aquí donde el análisis de lo que significan los conceptos de izquierda y derecha son importantes para saber también, dónde y qué es, un centro entre ellos. Read More

NO es la Fundación, pero es su fundamento

O pudiera decirse: No es el Teletón, pero es el Teletón…

Habíase una vez, un bonito país que se creía tener niveles de generosidad filantrópicos muy altos, pero que sin embargo, seguía teniendo una cantidad de pobres, y una diferencia de clases cada vez más grande… ¿Cómo es eso? Claro: a mayor desequilibrio social, mayor necesidad de mecanismos sociales como este.

Parecería obvio decir que la filantropía no es una cosa mala, pero la verdad es que lo bueno sería que no tuviese que existir. Es decir que su existencia es la evidencia de que las cosas no están bien. Claro, una vez en esa situación, la filantropía parece algo muy, muy, bueno.

Sucedió también en ese bonito país, y seguramente en mucho otros, que sus niveles de generosidad filantrópica fueron declinando —y curiosa pero comprensiblemente—, en ritmo y proporción similar al aumento de la corrupción descubierta. No son fenómenos inconexos, al contrario, la desconfianza en las instituciones desincentiva actitudes altruístas como la filantropía. Así lo demuestran las muchas críticas contra el Teletón, entre otras fundaciones, que a veces rayan en teorías conspiracionistas.

Pero, por más que sean leyendas urbanas, la realidad es que más que orgullo, la existencia de grandes fundaciones filantrópicas, tan grandes y eficaces, deberían avergonzar.

¿Cómo?

Sí. Es una vergüenza porque son la evidencia de que estas sociedades no han atendido la pobreza y la desigualdad, que son la cuna de las discapacidades humanas, desde siempre. Especialmente es culpa de sus gobiernos, quienes tienen la responsabilidad de la SALUD de la población, pero que en cambio ha funcionado como facilitador de sistemas oligarcas, a quienes les ha importado poco, la salud de la población.

Sería una vergüenza también, que se conformaran a decir que es una especie de mal necesario. Aunque más precisamente, son como un bien, consecuencia de un mal ¡totalmente innecesario!

Resulta vergonzoso, e insultante también, que con una inocencia que raya en lo naive, se diga con orgullo que es la gente pobre la más generosa y altruista en los eventos de colecta, arrebatándoles la torta del día de mañana, con persuasión mediática, mientras los responsables se rascan la panza, donando lo equivalente a un grano de sal del condimento en su desayuno, aplazando demagogicamente, las sesiones legislativas indefinidamente.

Y sin embargo, no es la fundación. Ni la evasión de impuestos, ni la opacidad en la aplicación de los recursos… es el vergonzoso germen causal de las discapacidades en la población, que  radica en  la negligencia política, y la indiferencia clasista.

Voy a decirles lo que está mal del Teletón, y no es la fundación en sí, sino lo que motivó y mantiene aún, su existencia.

16602759-Abstract-word-cloud-for-Philanthropy-with-related-tags-and-terms-Stock-Photo

Cannabis o no Cannabis

 
Sin ser un experto en el tema, tengo mi opinión y es a favor del fallo de la corte.
Lo primero que deben los detractores entender, es que muchos de los que opinamos a favor, no es porque creamos que la adicción a la cannabis, o cualquiera otra adicción, sean una cosa ‘buena, positiva y benefica’ para el individuo y la sociedad. Sus críticas en este sentido no están viendo lo importante.
En forma breve y concisa, lo que se observa es que, con o sin prohibición, el problema de salud que representan las adicciones, es prácticamente el mismo, con la diferencia de que mientras que de la forma prohibitiva se fomenta la delincuencia organizada, con la regulatoria, el fomento al consumo NO es tan significativo, y tiene la gran ventaja de desalentar el crimen organizado en torno. Es decir, es lo mismo en cuanto a salud, pero es conveniente en cuanto a lo judicial.

Es un consenso pensar que ‘la educación’ solucionaría este y otros problemas. Hoy sabemos que ‘prohibir’ NO educa en lo más mínimo. 

Por esto es que el otro aspecto que me convence, es que en la expectativa de un avance civilizatorio, se supone que los individuos caminen hacia las decisiones sanas, para si y benéficas para su sociedad, por convicción propia y no por coerción autoritaria. Aspiraría a una civilización responsable por las decisiones de sus miembros con pocas leyes restrictivas, que por tener muchas leyes, muchas prohibiciones y muchas penas. La prohibición de por sí, no demuestra el valor de una opción sobre otras, como por ejemplo, consumir o no consumir drogas.

Sin otorgar la confianza de sus decisiones a los individuos, no rebasaremos nunca los regímenes de autoridad exo-aplicada hacia una de autoridad auto regulada por conciencia individual, que sería el ‘ideal’ de madurez civilizatoria, en donde autoridad y libertad converjan.

Inglés/English Read More

Lo inacabado e inacabable

pieter_brueghel_babel

Lo inacabado e inacabable es lo que abre la posibilidad para toda acción humana. Si hay lenguajes, así, en plural, y ciudades, y arquitecturas y literaturas, es porque, desde un principio —o al menos desde Babel— todo está condenado a no terminarse —y no hay por qué leer ahí un fracaso. “El inacabamiento —escribe en el último párrafo del libro— no es ruptura. No es tampoco provocación. Es simple rechazo de esa clausura por la cual todo se acaba, se lleva a cabo o a la cabeza, según la etimología de la palabra: se somete a la autoridad de lo razonable, al nombre de una filosofía triunfante.” Nada se acaba porque, aunque nadie se entienda, el lenguaje del arquitecto no dice ni más ni menos que el de quien talla la piedra.

Visto en Arquine, vía Alejandro Hernández @otrootroblog

Dignos indignados

IMG_2690 IMG_2691

Todos estamos muy dignos, manifestando indignación -por demás justificada- pero la verdad es que solo uno lo ha dicho con precisión en La Culpa que no se sabe Culpa, donde sin elevarse para señalar a los culpables, reconoce la parte de culpa correspondiente que tenemos todos y cada uno para que el estado de nuestra sociedad esté como está. Hubo quien en cambio, lo puso en términos –maniqueos y simplistas- de los buenos vs los malos, de lo que resultaría consecuente entonces, simplemente saber la proporción de unos y otros para ver qué tan desaventajados están ‘los buenos’. Así, la percepción generalizada de nuestra estancia en este país va a pique en una decadencia marcada y contundente en todo sentido, especialmente moral. De aquí lo especial de la postura en la culpa generalizada, que pudiera ser más fatalista pues los malos somos todos, pero también los buenos. Esta perspectiva responde a una visión que se amplía por ser transversal en el tiempo. En realidad solo está recuperando un sentir del pasado que había expresado Octavio Paz, en un poema. Es decir que entonces son dos cosas: Ni es la primera vez que sucede algo así de terrible, ni el problema es de unos contra otros, sino endémico en la sociedad entera. A diferencia de esto, la percepción que se lee en muchos es que: nuestro país está infectado por malos que crecen en cantidad, provocando cosas cada vez más graves y siniestras a costa de los buenos.

Y bueno, no quiero entrar en los detalles más terribles de quienes entonces, explican todo esto con teorías como la perdida de la fe en dios, o de la liberación hedonista de los sexos que degradan la familia, el libertinaje de la juventud y otras cosas menos quiméricas pero no menos terribles como la revancha social y el llamado a la violencia revolucionaria.

ADVERTENCIA: Advierto que no tengo intenciones: ni de recurrir a un consuelo de tontos por saber que el mal es de muchos, ni de entrar en un conformismo actual por saber que antes era peor, y mucho menos de desmotivar el activismo actual en pro de corregir a nuestro sistema y gobernantes, pero podría ser interesante notar lo siguiente:

Steven Pinker, científico cognitivo y participante activo de la llamada the third culture y the reality club en EDGE, publicó el libro The Better Angels of our Nature en donde demuestra que tendemos a tener una percepción fatalista de nuestra realidad. Esto se parece al argumento que seguramente subyace en la política de nuestro gobierno actual que optó por no hacer énfasis en los problemas de seguridad, para mantener una mejor percepción a que si se pone al centro como primer encomienda. Por la gravedad de lo sucedido, esto no pudo seguir igual, y produjo que entonces se culpe al gobierno de estar subestimando un problema, que incluso ahora se le ha trepado hasta el cuello, o más. Y sin embargo, después de todo, la tesis de Pinker podría ser cierta, y aplicable en nuestro país. Parafraseando la sinopsis del libro: se suele expresar -¿En qué se está convirtiendo este Mundo? y rara vez se pregunte -¿Qué tanto es peor que antes? En su libro muestra que el presente siempre ha sido mejor que el pasado en términos de civilidad. Con la ayuda de más de un centenar de gráficos y mapas, Pinker presenta asombrosamente cómo, en estricto apego a los números y proporciones, el mundo es cada vez un mejor lugar.

16076785 image  pinker_angels-450_sam_3688a pinker-fig-3-3 Screen-Shot-2013-05-05-at-10.02.04-PM untitled-1-01 zrx_image9

No nos vendría nada mal tener claras nuestras estadísticas propias, y repito, sin el afán de frenar, ni siquiera disminuir, el activismo que se ha desencadenado a raíz de los hechos. Incluso estoy convencido que es este tipo de hacer-conciencia de los acontecimientos que, efectivamente, cada día puede avanzarse hacia un mejor mañana. Lo que no comprendo es que no puedan percibirse las cosas buenas que se han alcanzado, y que se reflejan en la realidad cotidiana. Por ejemplo, que tengamos una república y un federalismo en buen funcionamiento, podría marcar la diferencia entre un crimen de estado y otro, (crímenes al fin). Los hay otros ejemplos muy obvios como la libertad de manifestación, la libertad de expresión, y otros que nos parecen muy poco consoladores pero no menos importantes. Antes sería impensable pensar en una fiscalía especial para investigar a un primer mandatario.

Podría apostar a que algunas gráficas mostrarían que los delitos graves son cometidos por un porcentaje muy menor en la población, y creciente según fueran siendo menos graves. Sería relevante ver como el comportamiento de grupos relativamente pequeños, pueden afectar a todos los demás de una manera tan importante, porque aunque viéramos la proporción pequeña, el grado de daño que infligen puede ser enorme, y aquí pudiera ser más importante quizás, el daño causado por un delito menor, como algunos derivados de la corrupción en los gobiernos o en grandes instituciones privadas, dícese de cuello blanco. Algo como el robo hormiga en los supermercados que puede resultar mucho más letal que los grandes asaltos.

Pero nada de esto lo veremos hasta que tuviéramos esas gráficas, números y proporciones contrastadas entre sí, y especialmente proyectadas transversalmente en el tiempo, en un tipo de investigación como la de Pinker. De hecho, en su estudio puede verse que nuestro país y nuestra zona, se encuentra en un lugar donde el desarrollo civilizatorio es menor que en otros sitios, y por ende más violento. Tal vez en estos momentos, efectivamente se registre un retroceso, como muchos fatalistas anuncian, pero no estaría de más tener estas referencias mas claras.

Admito que no podría aceptar que todo este camino fantástico de luchas revolucionarias, liberaciones, ilustraciones, convenciones, triunfos de la razón y el pensamiento, acaben siendo inculpadas de ser las responsables de la decadencia y no como el sustrato de un mundo cada vez mejor.

Insisto en lo bueno de lo terrible. No estamos en una lucha de los buenos contra los malos.

BABEL . Están viendo que es paranoico y le dan armas

IMG_2681-0.JPG

Hay tres causas de las que tememos que descienda el sufrimiento:
-La supremacía de la naturaleza
-La fragilidad de nuestro cuerpo y
-La insuficiencia de las normas que regulan los vínculos recíprocos entre los seres humanos; en la familia; el Estado; y la sociedad.

Esto nos dice Zigmunt Bauman en El Retorno del Péndulo, y es patente que ahora nos encontramos sin duda ante el caso tercero y más poderoso de los temores, que ha catapultado a la -ya de por sí instalada- Babel en México.

Normal en vivo, y más aún en el muy babélico ciberespacio, las hay disputas apasionadas por doquier, algunas por tonterías, y las otras también, aunque se traten temas de importancia y además se hagan con sapiencia. Dije ‘tonterías‘ por decir ‘asuntos‘ que como todos, son multipolares o sujetos a la complejidad de la comunicación, es decir; subjetividad, contextualización, hermenéutica, simpatías, fobias, humores, intereses, etc.

El evento Ayotzinapa ha desatado -a pesar de que existe una avasalladora consonancia al respecto- las mismas discrepancias y discusiones acaloradas con todo y sarcasmos, ironías, burlas, manotazos, azotones de puertas, mentadas y cortones de por vida, (como en los clásicos de fútbol). Ni siquiera repararía en esto si no fuera porque recién me sucedió y sin ser la primera ni la última, me pareció muy lamentable. Siempre lo es. No se trata de lo especial del interlocutor (todos lo son) como del nodo en cuestión: Que si fue ‘crimen de Estado’ o no. A final de cuentas, ambos deseamos lo mismo: que procesen y sentencien a los culpables: el Estado, y otros criminales Sin embargo, se me ocurrió cuestionar la ‘terminología’ por inclinarme a mantener alguna esperanza en el ‘buen funcionamiento’ del concepto republicano y federal. Esperanza que sinceramente cada vez es menor, pero como soy de los que tienen hijos estoy obligado/esperanzado a creerlo/desearlo. No tengo empacho en aceptar –ahora– que existe legítimamente una lectura de los hechos como tal; como crimen perpetrado por el Estado en su más amplia dimensión, incluyendo los agravantes de premeditación, y justificación, que eran dos los ingredientes que según algunas convenciones internacionales no lo considerarían así… ¿Ahora qué?

Pues ahora que sancionen, con encierro preferiblemente, a todos los culpables en la cadena de mando, que administrativa e históricamente tiene responsabilidad, empezando por el presidente de la República que no cumplió su promesa, y pasando por todos los políticos involucrados. Esto implica que se les remueva del cargo, se convoque a elecciones y se reforme todo el Estado. O sea, una revolución que nos haga justicia disminuyendo todo lo posible las distancias socio-económicas, lo cual es en el fondo origen y causa de todos los males. Todo esto se revalida y amplía sobradamente con la deuda histórica que tiene el gobierno con sus ciudadanos. La historia de los gobiernos en México son la historia de un prolongado crimen de Estado, por lo que si fuera esta la razón de la querella aquella que tuve, me restaría un reconocimiento y una disculpa, de la cual tampoco tendría empacho alguno a ofrecer si no fuera porque de aquel lado se cerró/bloqueó el canal de comunicación.

Persiste sin embargo, un detalle que sin anular lo anterior, sí lo pone en entredicho. Estamos viendo que el presidente calificó de haber intenciones de desestabilizar su proyecto de nación y vemos también que hay voces que denuncian teorías conspiratorias sin sentido, insostenibles y algunas hasta ridículas, como la que señala que el procurador Murillo Karam, a órdenes del ejecutivo, inventó, creó, simuló y sembró, toda la línea de investigación del basurero y el río. Resulta ocioso explicarla cuando se cae a primera vista, y en cambio le dan argumentos al ejecutivo para pensar/decir que son elucubraciones con intenciones de desestabilizar, porque aunque ahora es motivo de choteo, tampoco podemos negar que las conspiraciones pueden existir, y los desestabilizadores también. Por esto es que la diferencia entre que entendamos Ayotzinapa como un crimen de Estado o no, me cobra importancia. La mayor aproximación a la verdad importa: Si es lo primero no cabría mas que la revolución, y si no es así, entonces cabrían formas de recuperar algo de lo perdido, no la credibilidad que esa no tiene remedio, pero sí del estado de derecho.

Lástima que ya no pueda intercambiar estos pensamientos con aquella persona con la que discutí. Si llegara a ver esto, le saludaría con gusto, le agradecería por las reflexiones y le dedicaría el reconocimiento y la disculpa mencionada. También le diría que la metáfora con StarWars fue solo una mala imitación de Zizek, y sus clásicas alusiones a esta, entre otras.

 

El proceso de civilización es: la prolongada, y tal vez interminable, marcha hacia un modo de estar-en-el-mundo que sea más hospitalario y menos peligroso. Z. Bauman

 

Looney Tunes – 1954 – By Word Of Mouse

Por fin he encontrado estas caricaturas que recuerdo haber visto de niño, donde se explica el funcionamiento del capitalismo. Yo sabía que no era mi imaginación y que de algún modo se me había tratado de enseñar el funcionamiento del capitalismo, la producción en masa, el consumo en masa y el motor que es la competencia.

 

¿Es esto adoctrinar? ¿Lavar el cerebro de los niños? Lo que sé es que no fue fácil dar con ellas, como si hubieran sido escondidas. Y aún aquí encuentro dificultad para que se suban al blog.

.

Read More

LE PEUPLE DE L’HERBE – PARLER LE FRACAS –

EL PUEBLO DE LA HIERBA-hablan del altercado – by WASARU

Esta es una visión fuerte y drástica de una realidad que no debemos, ni generalizar, ni evadir. No puedo dejar de ver reflejados a muchos tanto de un lado, el de los puercos, como en el otro, el de los humillados. Por suerte también veo a varios en los rebeldes, aunque no al grado de levantarse en armas.

El Blanco o Negro, y la Gama intermedia

20110929-204334.jpg

Tanto de la humana como en cualquiera, quitar la vida y la oportunidad de vida son cosas que no podemos considerar como buenas. A lo mucho, bajo algunos -especiales- criterios podrían llegar a considerarse como -convenientes-.

De esto y de más es que Sam Harris nos habla en The Moral Landscape. Centrando su objetivo en señalar que para la ética y la moral no es necesaria la religion, y que del conocimiento científico se puede obtener un sistema de valores más que suficiente para la armóniosa y apacible convivencia humana.

Read More

Más allá de la Ley de Herodes

DOS PRINCIPIOS Y UN COROLARIO

DE UNA TEORÍA DE LAS RELACIONES INTERNACIONALES

Me he tardado un poco en llegar a estas conclusiones sobre el libro de Esperanzas y realidades, de Noam Chomsky, pero aquí están. Seguramente habrá muchas cosas más por decir. Es un libro que parece estar repleto de datos duros, y metodológicamente impecable. Es decir, que hace suponer que es sumamente confiable. Read More

Zizek about Charity [animated]

En síntesis; la ayuda –caritativa– que ha desarrollado nuestra sociedad es apenas -buena- solo porque algo es mejor que nada. Slavoj Zizek, nos explica aquí, y bastante apasionadamente, como la caridad es un paliativo social que en realidad no resuelve nada, más que a nuestras cínicas conciencias. El autor de la frase “La situación es catastrófica pero nada grave” pretende mantener un argumento “suave” (soft thought), pero advierte que el sistema vigente esta a un punto de llegar a -cero- ¿Qué significa?… Que se ha agotado como sistema funcional? Read More

Bin Landen’s Conspirative theory [my own]

Me desagrada el sospechosísmo y las teorías de conspiración, pero pareciera que el operativo Estadunidense ha hecho todo por procurarles. Es decir, sin cadáver nunca habrá prueba y la especulación adopta mayores dimensiones. Además, si se piensa en lo mucho que tendría por ganar EU reteniendo al hombre vivo, haciendo creer que está muerto, empiezan las dudas. Al Qaeda, sus líderes, aliados, fuentes y planes estarían a su merced, y próximos al exterminio ¿No creen? Read More

Mandato moral vs. mandato por conveniencia

Sin contar la curiosa reacción psicológica ante lo prohibido, a quienes muchos les resulta una invitación, normar por mandato moral puede ser menos eficiente que por mandato de conveniencia. Aunque la evolución de las especies es absolutamente amoral, puede ser un buen ejemplo para las sociedades humanas. No se evoluciona biológicamente por ser bueno, inocente o noble, sino por adaptarse convenientemente. Y pienso que así lo pudieran hacer los países también en muchos asuntos… Read More

WIKILEAKS… the movie

Adelantándose como siempre, los chinos han sacado ya la película de WIKILEAKS basada en los recientes acontecimientos internacionales. Con grandes efectos especiales y capacidad de síntesis, aquí hay más del wiki-caso y su wiki-creador Julian Assange:

Se prometen secuelas…

Resistencia Conservadora

Haré un intento de comprender el razonamiento de las personas que se oponen a la legalización de las drogas en México. Advierto anticipadamente que reconozco las nobles intenciones que tienen. También debo decir que centraré la discusión al uso –recreativo- de las drogas y no al medicinal. La pregunta es; ¿Se debe prohibir el consumo y mercado de drogas?

Read More

El sexo en la historia; homofobia y honestidad

La homosexualidad se reconoce hoy como un fenómeno real, actual e históricamente presente en la humanidad… Lo que ha sucedido es que este gráfico siempre había estado incompleto… veamos el resto y descúbranse a los farsantes.

Es francamente insólito. Me sorprende de sobre manera. La homofobia se comprueba en una inconsciente hipocresía moral. Es cuestión de lógica elemental, donde la contradicción desenmascara la falsa convicción del individuo que asegura ser congruente en su pensar. 

Read More

Carta a mi nación creyente..

Sam Harris ha escrito un libro dirigido a toda su nación, los E.U.A. titulandolo “Letter to a Christian Nation” (Carta a una Nación Cristiana). Harris aclara que consiste en una defensa ante las críticas suscitadas por su anterior libro The End of Faith (El Fin de la Fe). Encuentro el momento que vivo y que se vive en México, motivante y meritorio para hacer un esfuerzo similar al de Harris, pero existen varias salvedades; Yo no soy escritor, filósofo ni antropólogo profesional; Hacer todo un libro me representaría una inconmensurable empresa, que además, lo más probable es que resulte infructuosa. No tengo la inteligencia, claridad mental y talento de Harris;  Y la situación de México, si bien  puede tener aspectos similares, debe ser diferente a la situación en los E.U. Por lo tanto, mi carta será breve y seguramente fragmentada, incompleta e inexacta, sin embargo, va con toda mi capacidad y sentimiento posible.

Read More

Tamaño o Magnitud de la Situación

Suele pasar que la percepción nos juega trucos y que el tamaño de las cosas muchas veces no es lo que pensábamos, o no importaba como creíamos. La importancia del tamaño dependerá del asunto, sobretodo cuando lo “cuantitativo” es lo más relevante (el universo, el Sol, la cuenta bancaria, la residencia, ciertas partes de nuestro cuerpo). La pequeñez suele cobrar importancia en aspectos, más bien, “cualitativos” (el átomo, la célula, el gen, el modulo, El asunto del gen es de enorme magnitud). La comparación de tamaños nos puede ayudar a comprender la dimensión y magnitud de los fenómenos de nuestra civilización, tal como en el ATLAS OF THE REAL WORLD nos muestra de que tamaños, comparativamente entre sí, serian los países según estadísticas específicas de población, industria, economía, pobreza, etc. Tal vez sean por muchos conocidos; arriba y abajo un par de muestras, aquí la Web de los autores; y aquí muchas mas… […]
Read More

El Desarrollo con LUPA

Siendo simplistas, y exagerados (ojalá), una gráfica del “desarrollo” por países podría ser la siguiente, donde nuestro país (como otros) aparece en línea color verde; Algún otro país con un desarrollo de tendencia satisfactoria aparece en magenta:

Read More

Congruencia personal por perfiles de pensamiento

Fig. 1:

Etiquetar a los miembros de la sociedad, a la sociedad misma, dividirla en grupos, clasificar al ser humano es tan funesto como equivocado es tener parcelado el conocimiento. Nada más lejos de la COMPLEJA INTEGRIDAD del ser humano. Edgar Morín me lo deja muy claro en su libro Tierra Patria… sin embargo no deja de ser un ejercicio interesante, sin relevancia, ni verdadera conclusión posible. Es solo un vistazo a lo difícil que puede ser encontrar la perfecta congruencia entre las maneras de pensar que un solo individuo puede tener. ¿Cómo sería esto? Fig. 1.

 

VIDAS PARALELAS






TRAILER 2min “The Corporative Power”

The poor man needs many things, the avaricious one need all.

Solo creo que se van a los extremos. Ojalá no tuvieramos esta tendencia extremista del blanco vs. negro…[…]

1. No se vale decir que LOS POBRES SON POBRES PORQUE QUIEREN
No se requiere explicación, ya que nadie quiere estar en tal situación, con excepción talvez, de quien practique la Humildad, como los monjes Franciscanos y Budistas. Sin embargo, hay quienes así lo creen.

2. No se vale decir que LOS RICOS SON MALOS
No es que sean malos, son solo inconscientes (en diferentes niveles) de las situaciones sociales. Según Noam Chomsky, podríamos decir que han sido Irresponsables. Las implicaciones éticas y morales de ser rico son reales, tanto en la Religión o no. Y su relevancia depende mas del tamaño de la diferencia social, ya que partiendo de un mundo finito, el acaparamiento excesivo inevitablemente ejerce una inaccesibilidad a los bienes por parte de otros.

3. No se vale decir que LA GENTE ES POBRE PORQUE NO TRABAJA
Indudablemente que el no trabajar empobrece, pero esto sería más correcto decirlo del holgazán. Y en cambio es, esencialmente incorrecto decir que los pobres son holgazanes, y que por ende, son pobres. ¿Qué hay de los ricos que son flojos? En términos prácticos, existe mayor oportunidad a la holgazanería cuando se es rico.

4. No se vale decir que LOS RICOS SON CULPABLES DE LA POBREZA
Inexacto. En caso de buscar culpables, como se dice arriba, han sido Irresponsables y/o inconscientes pero no exactamente culpables. Ahora, bien, si al cobrar conciencia, no se toma responsabilidad, puede que cambie la situación. Por ejemplo, cuando algunos se justifican sin hacer conciencia diciendo; ¿Que culpa tengo yo de haber nacido rico? Talvez se pueda iniciar a hacer conciencia preguntándose también ¿Que culpa tiene el pobre de haber nacido pobre, y que puedo hacer yo por cambiar esto?.

5. No se vale decir que LOS POBRES SON UNOS RESENTIDOS, RIJOSOS INCONFORMES, VANDÁLICOS Y SIMILARES
Ante una realidad que se manifiesta con la presencia de un reclamo en donde se incluye la violencia, es signo inequívoco para saber que el desequilibrio entre los que tienen y los que no tienen es de dimensiones considerables. Por lo tanto, no caben tales calificativos. De hacerse, se manifiesta la incomprensión del comportamiento humano ante la carencia de los aspectos más elementales para la vida; alimento, techo, abrigo salud y educación. En otras palabras; Dignidad.

6. No se vale decir que TODOS LOS EMPRESARIOS SON CAPITALISTAS DE ULTRA-DERECHA
Aunque los principios capitalistas de lo que hoy entendemos como Empresa (se asocia con el término Corporativo) apuntan esencialmente al capital sobre el trabajo como elemento de producción y creador de riqueza, hemos de reconocer que existen empresarios con conciencia y acciones sociales.

7. No se vale decir que QUIEN RECLAMA JUSTICIA SOCIAL ES ENTONCES UN COMUNISTA FACISTA, UN SOCIALISTA O UN ROJILLO MARXISTA-LENINISTA
El reclamo por justicia social no tiene una bandera ideológica más allá que la de la simple DIGNIDAD. En lugar de justicia, entiéndase como reclamo por Dignidad Humana, aunque en el fondo, es lo mismo. Que haya habido pensadores y activistas que desarrollaron teorías, políticas y movimientos para perseguir este fin, no determina el natural reclamo de los pobres por dignidad humana. Algunas veces, estás banderas son tomadas por falsos lideres sociales que en realidad tienen poco compromiso con ellos, y en otras pocas ocasiones, son auténticos.

8. No se vale decir que EL SISTEMA DEBE SER SOLO UN REFLEJO DE LA EVOLUCIÓN NATURAL DE LAS ESPECIES
El argumento basado en la analogía con la teoría Darvinista de la evolución de las especies, específicamente la “Supervivencia del más apto” (Darwinismo social) es paradójicamente, una declaración de inmoralidad, ya que la Inteligencia (o razón), producto máximo de la evolución, se contrapone a la indiferencia por el sufrimiento del otro al mantenerlo en la pobreza.

9. No se vale decir que LAS TEORÍAS SOCIALES FRACASARON YA
Decir que fracasaron las teorías Socialistas equivale a decir que el Capitalismo también, ya que este no ha resuelto el enigma de la inmensa pobreza. Pensar en lo social -lo humano-, antes que en el capital -lo material- será siempre un buen intento. Los ideales son perfectos solo en su conceptualización, por lo que habrá que entender que la Utopía Socialista es una dirección, más que una meta. Y dirigirse hacia la Dignidad social nunca será en vano. El fracasado en todo caso, ha sido la humanidad que no ha logrado alcanzar un mejor estatus en el combate a la pobreza.

10. No se vale decir que EL CAPITALISMO HA SIDO UN TOTAL FRACASO
Es innegable que el capitalismo ha creado un hermoso Paraíso, en donde se dan cosas excelentes como la Libertad y la democracia, aunque solo sea una realidad para unos cuantos.

11. No se vale decir que LOS POBRES Y LOS RICOS SON ENEMIGOS
El único enemigo, y de ambos, es la pobreza. Con la diferencia de que en unos la viven en carne propia.

12. No se vale decir que MANTENIENDO EL LIBRE MERCADO EXISTENTE SE SOLUCIONARÁN LOS PROBLEMAS DE DIFERENCIA SOCIAL
No se vale intentar inculcar falsas esperanzas, ya que se sabe que el libre mercado actual, existe solo hasta cierto nivel. Rebasado este, la riqueza se encuentra literalmente –manipulada- por quienes el poder económico se los permite (ej. E.U.), para mantener un sistema que les asegura más ganancias, lo cual, lamentablemente, causa la pobreza de otros.

13. No se vale TOMAR EL CRIMEN COMO VIA DE SOLUCIÓN
La vida es siempre el Bien principal, la Dignidad su primer requisito humano, y el Orden Jurídico su única vía posible hasta hoy. Todo lo que atente contra esto es en diferentes grados, un crimen; (engañar, robar, dañar, asesinar) Tanto el que roba un pan para comer, como el que no provee condiciones dignas de trabajo para potencializar sus ganancias.

14. No se vale decir que EL TRABAJO GENERADO POR LOS EMPRESARIOS ES LA SOLUCIÓN
No todo trabajo generado por los empresarios genera una remuneración para una vida digna. Luego entonces podemos decir que no todo trabajo resulta digno. Solo el trabajo digno podría ser una solución.

15. No se vale IMPEDIR EL ASCENSO ECONÓMICO-SOCIAL DE OTROS POR MIEDO A PERDER COSAS MATERIALES
El rechazo hacia políticas sociales proviene muchas veces del temor a verse despojado de sus bienes o descapitalizado. Si suprimir lujos permite a pobres obtener satisfactores básicos, ¿Estaríamos dispuestos a, voluntariamente, prescindir de ellos? ¿Es esto un motivo real para temer?

16. No se vale decir que SI ALGO FUNCIONA EN UN LUGAR, DEBE SER IMPLANTADO EN LOS DEMÁS
Es incierta la idea de que los sistemas de los países primer mundistas (o desarrollados), simplemente deban ser imitados e implantados en los demás países (subdesarrollados, tercer mundo). Se suele usar la expresión “…como se hace y funciona en todo el mundo.” cuando en realidad, todo el mundo significa únicamente a -El Primer Mundo-

c r e d i t s
Cartoon
with admiration and respect to Quino
(A mi no me grite, Quino, XXI editores, 14a Ed. 1981)
The Corporation Power
Directed by Jennifer AbbottMark Achbar
Written by Mark Achbar
Starring Michael MooreNoam ChomskyNaomi KleinRay AndersonRobert Monks
Distributed by Big Picture Media Corporation
Release date; 2003
Running time; 145 min
Language; English

[…] más/more