5/10 El Teísmo y Flatland

FILOSOFÍAS Y DOCTRINAS V 
.

El teísmo, en su persecución del ajuste metafórico con las teorías científicas, ha recurrido también al planteamiento de Flatland. Donde, como lo dice la Ciencia, estamos confinados en nuestro Cosmos dimensional del espacio-tiempo, tal como los ciudadanos Polígonos que viven en Flatland están confinados a su bi-dimensión, sin siquiera poder imaginar cómo sería un Cosmos de más de dos dimensiones como el nuestro…

Para estos teístas, el cielo podría ser la metáfora de un lugar en otra dimensión que nos es totalmente inaccesible e inimaginable para los seres como nosotros, capaces solamente de percibir cuatro de las dimensiones de un Cosmos que podría tener hasta once, según la teoría de las SuperCuerdas O bien, podría ser un lugar en el “afuera” de nuestro universo.

Aunque estrictamente no es lo mismo otras dimensiones y “el afuera” del universo, cualquier supuesto cabe aquí, ya que, efectivamente, nada se sabe con certeza de estos lugares (por decirlo así). Por lo que nuevamente, si no ha habido un pronunciamiento sobre un dios en otras dimensiones, o “fuera” de nuestro universo” es por omisión, más no por negación. Y esto tampoco quiere decir, afirmación. Simplemente, no se sabe nada. Somos totalmente agnósticos al respecto. El teísmo supone que tras el destino mortal, se nos conduce hacia alguno de estos lugares.

El Conocimiento en Flatland

Los habitantes de Flatland pueden haber conocido todo lo referente a su cosmos bi dimensional. Incluso, en base a alguna poderosa herramienta para conocer, digamos su ciencia, podrían llegar a suponer la existencia de más dimensiones, pero quizás estuvieran eternamente imposibilitados de acceder a estas dimensiones, aunque pudieran llegar a conocer otras dimensiones de manera “teórica”.

O quizás, mediante una enorme astucia, pudieran llegar a andar de dimensión en dimensión. De hecho, las dimensiones de la teoría de las SuperCuerdas, se entiende como la existencia once-dimensional de todo. El problema es poder percibirlo. Es decir, tener los ojos y demás sentidos hechos para poder ver, sentir y usar las once dimensiones que constituyen la geometría real del universo. (Como si necesitáramos evolucionar seis sentidos más.) 

Nuestro cuerpo, como todo, está en once dimensiones, pero solo nos percibimos en cuatro de ellas. Haciendo conjeturas, quizás en ElevenDland, nos pudiéramos percibir en todas nuestras facetas,  perspectivas y demás, como desde nuestro interior físico y mental, simultáneamente e instantáneamente, leyéndonos los pensamientos, comunicándonos, transportándonos con solo pensarlo, y todas las cosas que hoy se piensan solo posibles en el pensamiento mágico y esotérico.  Igualmente, podríamos ir, ver y sentir el cielo, el infierno, los ángeles y a Dios. Nada de esto sería posible, si las dimensiones, no tienen nada que ver con el “afuera” del Universo. Inclusive, nada nos dice, como en el caso de dios, que exista un “afuera” del universo. Más no por negarlo, solo por ausencia de indicio alguno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s